Belén López Viñas, ginecóloga: «Para lavarse no hay que dirigir el chorro de agua hacia la vagina»

Descubre qué puedes hacer si sufres continuas infecciones de orina y candidiasis vaginal, uno de los problemas más frecuentes en las mujeres. También, cómo hacer una correcta higiene de la zona íntima para mantener a raya los gérmenes


Belén López Viñas, jefa de ginecología del Chuac (A Coruña), explica de manera concisa por qué es tan común que las mujeres sufran infecciones de orina y candidiasis vaginal. 

1. ¿Son las infecciones de orina y la candidiasis vaginal el talón de Aquiles de las mujeres?

Por suerte suelen ser poco graves, pero muy frecuentes, y sí que son un motivo recurrente de consulta tanto en atención primaria como en nuestro servicio.

2. Pero tienen un origen distinto.

No tienen nada que ver. En la cistitis se produce un acceso de bacterias a la vejiga, normalmente por vía externa, procedente de la uretra. En las mujeres jóvenes es frecuente, sobre todo cuando comienzan a tener relaciones, porque se produce un transporte mecánico de las bacterias. Por eso, una de las recomendaciones para evitar la cistitis poscoital es orinar justo después de mantener relaciones.

3. ¿Y en las no tan jóvenes?

Hay gente mayor que tiene una vejiga que no se contrae correctamente y le queda como un poso de orina en el interior, especialmente aquellas con un descenso de los órganos pélvicos. A veces, este remanente de orina funciona como caldo de cultivo de algún germen. Por otro lado, el cese de la función ovárica hace que se produzca una atrofia de las mucosas, entre ellas la de la uretra. Si en vez de ser más gordita y cerrar completamente el orificio, está más fina, pues el conducto de entrada también es un poco más amplio.

4. ¿Cómo se pueden evitar las cistitis?

Un problema frecuente es retener la orina. Es importante que hagamos caso al organismo y cuando da un aviso hay que ir a vaciar. Si no es inmediatamente, en un plazo breve de tiempo. Porque si no, al perder esa capacidad contráctil, la vejiga se vacía, pero parcialmente y queda orina retenida.

5. ¿Y la candidiasis?

Es una proliferación de hongos en la vagina. Lo normal es que la vagina esté colonizada por los lactobacillus, que protegen al organismo manteniendo un pH ácido y produciendo una sustancia parecida al agua oxigenada, que es capaz de eliminar otras bacterias. Si la presencia de estos lactobacillus disminuye, cambia el pH de la vagina y permite que otros microorganismos proliferen. El más frecuente es la cándida.

6. ¿Se puede evitar la aparición de hongos?

Normalmente es un episodio puntual, no se suele repetir. Pero hay pacientes que tienen candidiasis crónica y hay que tomar medidas para erradicarlo. Lo primero es hacer un cultivo para establecer qué tipo de cándida es. Luego tratarlo con un antifúngico. Y una vez que se ha eliminado el hongo, se administran prebióticos para favorecer que la flora vaginal se recupere. En estos casos, lo recomendable es hacer tratamientos a largo plazo.

7. ¿Por qué no se debe lavar la zona íntima más de una vez al día?

Porque eliminas la flora normal de esa área y favoreces que proliferen bacterias patógenas como las que proceden de la zona anal y, en muchas ocasiones, producen infecciones vaginales y vesicales.

8 ¿Hay que lavarse solo con agua o también con jabón?

Agua y jabón íntimo en la vulva, eso es lo más recomendable. No chorro ni nada que se dirija hacia dentro, hacia el interior de la vagina. Están contraindicadas las duchas vaginales porque las mucosas no están preparadas para el jabón, ni siquiera para el agua clorada. El pH del agua va a ser distinto del que hay en la vagina y va a favorecer la proliferación de otros gérmenes.

9 ¿Puede afectar el uso de compresas o ropa íntima de fibra sintética?

Ni la ropa interior ni las compresas son causantes de nada. Pero normalmente, y más en verano, las fibras sintéticas aumentan el grado de calor. Esa elevación de temperatura junto con la humedad de la zona puede favorecer que proliferen los hongos.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
Comentarios

Belén López Viñas, ginecóloga: «Para lavarse no hay que dirigir el chorro de agua hacia la vagina»