Ortega conduce a Nicaragua hacia una dictadura hereditaria

ACTUALIDAD

Un hombre pasa junto a un mural de Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, en Managua
Un hombre pasa junto a un mural de Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, en Managua STRINGER

El exguerrillero pretende encumbrar a su mujer en las elecciones de noviembre

30 jun 2021 . Actualizado a las 08:53 h.

Algo más de seis millones de nicaragüenses ya han sido convocados a las urnas por el Consejo Supremo Electoral (CSE) para formalizar el quinto mandato de Daniel Ortega —el cuarto consecutivo— como presidente y el de su esposa, Rosario Murillo, para su segunda vicepresidencia. También serán elegidos 92 diputados de la Asamblea Nacional, de los cuales no menos de dos tercios serán con toda seguridad para su partido.

Una vez más, la cita con las urnas será un mero trámite burocrático y los resultados, los esperados: el presidente y la vicepresidenta serán elegidos por abrumadora mayoría y los diputados que se presenten por el Frente Sandinista, también.

Evitar sorpresas

Todo está atado y bien atado. En los últimos días han sido detenidos una veintena de dirigentes opositores, cuatro de los cuales eran precandidatos a la presidencia. Entre ellos están Cristina Chamorro, la hija de Violeta, que derrotó a Ortega en las segundas elecciones celebradas tras el triunfo de la revolución sandinista, y su hermano, el exdiputado Pedro Joaquín Chamorro, arrestado el pasado sábado.