Hakai, la proteína de nombre japonés a batir por su papel en el cáncer de colon

Mila Méndez Otero
m. méndez A CORUÑA / LA VOZ

ACTUALIDAD

La doctora Angélica Figueroa (izda.) y Andrea Rodríguez trabajan en el Inibic, un centro vinculado al Chuac, en fármacos innovadores para frenar alteraciones en el colon y otros tejidos
La doctora Angélica Figueroa (izda.) y Andrea Rodríguez trabajan en el Inibic, un centro vinculado al Chuac, en fármacos innovadores para frenar alteraciones en el colon y otros tejidos

Una investigación del Inibic de A Coruña estudia nuevos fármacos para frenar la metástasis

10 jul 2021 . Actualizado a las 10:14 h.

En japonés Hakai significa destrucción. Las proteínas se sintetizan y degradan constantemente, el problema es cuando se desregulan y esto se traslada a las células. El proceso, descubierto por los ganadores en el 2004 del Nobel de Química, supuso un antes y un después en la investigación contra el cáncer en laboratorios como en el que trabaja Andrea Rodríguez. La bióloga leonesa es una de las tres investigadoras becadas en Galicia por la Asociación Española contra el Cáncer para hacer su tesis. Su estudio, que realizará durante tres años en el Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (Inibic), se centra en una diana terapéutica concreta, Hakai.

«La metástasis es la responsable del 90 % de las muertes en el cáncer de colon, en el que me he centrado y uno de los más frecuentes. Este proceso se produce cuando las células, que estaban unidas, cambian de forma y adquieren nuevas capacidades para moverse y diseminarse por el resto del cuerpo, formando nuevos tumores. Hasta ahora, la investigación y los tratamientos se han centrado en cómo controlar el crecimiento del carcinoma, no tanto en comprender los mecanismos implicados en la metástasis y en la resistencia a los fármacos de estas células», explica la brillante investigadora de 24 años.

Es aquí donde aparece Hakai. «Todas las células eucariotas tienen esta proteína, es necesaria para el organismo. Pero, en ciertos carcinomas, los tumores que surgen en células epiteliales, y en concreto en el de colon, Hakai se encuentra en mayores niveles, sobreexpresada. Y no solo eso. Actúa destruyendo las uniones entre células, permitiendo que estas migren», detalla Andrea.