La policía trata de identificar a más implicados en la agresión a Samuel

A. Mahia / J. M. Pan A CORUÑA / LA VOZ

ACTUALIDAD

MARCOS MÍGUEZ

Las imágenes y los mensajes de los móviles pueden llevar a más arrestos en las próximas horas

16 jul 2021 . Actualizado a las 09:32 h.

La rápida investigación de la Brigada de la Policía Judicial de la Policía Nacional de A Coruña permitió llevar ante la Justicia a los principales implicados en la paliza que, la madrugada del 3 de julio, mató a Samuel Luiz, un joven de 24 años que acababa de salir de un pub de la playa de Riazor. Tres de los detenidos, Diego, Yumba y Kaio, fueron enviados a prisión tras declarar ante la jueza de guardia. La única mujer implicada, a la que llaman Kathy, quedó libre aunque sigue imputada. Los cuatro están investigados por homicidio, que podría convertirse en asesinato si así se demuestra en la instrucción judicial. Los otros dos detenidos son dos varones menores de edad, que han sido internados en un centro especializado.

Son los principales implicados, como explicó el delegado del Gobierno, José Miñones. Pero no son los únicos. Por eso la investigación continúa abierta. No se trabaja al ritmo frenético de la primera semana, en la que había que atar cabos para identificar con rapidez a los supuestos agresores y para evitar la destrucción de pruebas de lo ocurrido aquella madrugada. Ahora se examina todo con el máximo detalle y, quizá con una mayor complejidad. Se están analizando los datos que guardan los teléfonos móviles, tanto imágenes como mensajes. Esa información ya ha sido volcada y los expertos de la Policía Nacional trabajan para completar los datos que les permitan identifica al resto de las personas que tuvieron algo que ver con la agresión mortal.

Las cámaras y los testimonios recogidos por los investigadores muestran que había más de seis personas en el grupo que persiguió a Samuel cuando se marchaba del lugar tras recibir el primer puñetazo. Es difícil de concretar cuántos, además de los seis detenidos, intervinieron directamente en la paliza y, si lo hicieron, cuál fue su grado de violencia.