José Juan Franco, alcalde de La Línea: «No estamos planteando una declaración de independencia»

Lucía Roibás / M.L. REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

José Juan Franco, alcalde de la localidad gaditana de La  Línea de la Concepción
José Juan Franco, alcalde de la localidad gaditana de La Línea de la Concepción

El Ayuntamiento, pendiente del Gobierno para celebrar el referendo que aprobó en pleno para convertir el municipio gaditano en ciudad autónoma

19 jul 2021 . Actualizado a las 13:49 h.

Juan Franco (La Línea, Cádiz, 1975) ha ganado ya dos veces las elecciones locales en su municipio natal, La Línea de la Concepción. La última, en el 2019, por mayoría absoluta, convirtiéndose en uno de los alcaldes con más apoyo en las urnas en localidades de más de 50.000 habitantes. Solo José María García Urbano, regidor de Estepona (Málaga), y Abel Caballero, de Vigo, le superan. Su último hito es la aprobación en el pleno del Ayuntamiento del punto número 100 de su programa electoral: la celebración de un referendo consultivo para que la población linense decida si quiere convertir La Línea en una ciudad autónoma. La propuesta deberá ser aceptada ahora por el Consejo de Ministros.

-¿Recurrirán al Tribunal Supremo en caso de que el Gobierno no autorice la consulta?

-Por lo pronto hemos firmado ya los oficios de remisión del acuerdo tanto a la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en la provincia de Cádiz como a la Subdelegación del Gobierno de España en la provincia. Una vez que quede publicado en el Boletín Oficial de la provincia y pase el período de alegaciones, el expediente se remitirá al Consejo de Ministros. No sé con qué nos vamos a encontrar. Lo lógico es que nos digan que sí, porque cabe recordar que solo estamos pidiendo una consulta popular dentro del marco autonómico y estatal, ya que entendemos que este asunto es de tal calado que es necesario escuchar la opinión de los vecinos. No estamos planteando una declaración unilateral de independencia. Solo proponemos una solución a nuestros problemas desde un marco constitucional. Si nos dicen que no, sí que es probable que recurramos al Tribunal Supremo.

-¿Qué problemas de La Línea justificarían que se convierta en ciudad autónoma?

-La ciudad tiene problemas estructurales desde hace décadas. En el momento en el que Gibraltar se convirtió en territorio británico, el Gobierno decidió potenciar los municipios de la bahía. Las demás localidades cuentan con un puerto, una refinería de petróleo y una planta industrial, mientras que en La Línea no tenemos nada. Los presupuestos también distan mucho. En el pueblo vecino, San Roque, cuentan con 2.350 euros por habitante, y aquí son 760 euros por persona. También tenemos una situación especial al hacer frontera con Gibraltar: una de cada seis personas cruza diariamente a trabajar allí, por lo que están cotizando a un fondo de pensiones extranjero que les dejará, a lo sumo, 400 euros mensuales cuando se retiren. Es necesario crear un régimen fiscal distinto para todos esos ciudadanos. Nuestra situación geográfica implica problemas de contrabando de tabaco desde Gibraltar y de hachís desde Marruecos. El porcentaje de paro ronda el 30 %, y somos una de las localidades con menos renta per cápita a nivel nacional y menor esperanza de vida. Además, no hay ni un solo municipio de la Europa continental además de La Línea con frontera terrestre con un territorio afectado por el brexit