¿Cómo es la primera vacuna covid española que empezará a probarse en humanos?

Javier González Sobrado
javier g. sobrado REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, visitó las instalaciones de la farmacéutica Hipra durante el pasado mes de abril
El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, visitó las instalaciones de la farmacéutica Hipra durante el pasado mes de abril Glòria Sánchez

Fácil de conservar, eficaz ante las diferentes variantes del virus y con vocación de utilizarse como dosis de refuerzo.  El proyecto PHH-1V, de la compañía catalana Hipra, acaba de ser autorizado por la EMA para arrancar sus ensayos clínicos

12 ago 2021 . Actualizado a las 08:45 h.

Tres prototipos de vacunas españolas amparados por el CSIC eran los más avanzados en su consecución de un sí por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para comenzar sus ensayos clínicos en humanos. Así lo confirmaba la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, el pasado 26 de julio. Sin embargo, ninguna de ellas, ni la que prepara el equipo de Mariano Esteban -paralizada desde que hace dos semanas la AEMPS pidiese «aclaraciones» sobre una fase concreta del procedimiento-, ni la que corre a cargo de Luis Enjuanes e Isabel Sola -intranasal y que pretende evitar completamente el contagio-, ni tampoco la de Vicente Larraga -basada en una molécula sintética- han sido las primeras en recibir el visto bueno. La primera vacuna desarrollada en España que se probará en seres humanos será la PHH-1V, de la compañía catalana Hipra.

Según informa la citada agencia estatal, el ensayo autorizado es uno de fase 1 /2a, lo que indica que se realizará con un grupo muy pequeño de personas. Además, el objetivo principal será estudiar cuál es la cantidad de suero adecuado a inocular y el ensayo se consumará de modo aleatorizado, controlado y enmascarado. Esto quiere decir que los participantes se asignan al azar y en grupos separados para comparar diferentes tratamientos, y que se les pondrá la vacuna de Hipra u otra autorizada, ambas enmascaradas, de modo que ni el paciente ni el equipo investigador puedan identificarlas. En el estudio se dividirá a los voluntarios en grupos y se empezará administrando la dosis más baja al primero de ellos. Tras la evaluación, se irán escalando a las dosis siguientes si no se han detectado problemas de seguridad, con vistas a evaluar la dosis óptima de vacuna.

Hipra prevé que se produzcan 400 millones de dosis durante el año 2022 y 1.200 millones para el 2023. Además, la empresa exhibe en sus redes que la producción comenzaría en octubre, y que a finales del 2021 podría empezar a comercializarse.