Olatz Vázquez, símbolo de las víctimas colaterales del covid-19

La Voz

ACTUALIDAD

Sala de quimioterapia del hospital de día de HULA
Sala de quimioterapia del hospital de día de HULA ALBERTO LÓPEZ

La periodista vasca, fallecida la madrugada del viernes, narró a través de las redes sociales durante un año su enfermedad, un cáncer gástrico diagnosticado cuando ya era tarde

06 sep 2021 . Actualizado a las 15:44 h.

La periodista vizcaína Olatz Vázquez se pasó 18 meses esperando un diagnóstico correcto. Su caso no es el primero ni el único, y tampoco será el último, pero por su repercusión no es uno cualquiera, convertido ya en todo un símbolo de las otras víctimas del covid-19, las indirectas, las colaterales: todas aquellas personas a las que no se les han detectado enfermedades o se les han descubierto demasiado tarde porque el sistema sanitario lleva año y medio enfocado en una pandemia que le mantiene sobrecargado, saturado. Las prioridades de la atención primaria y de los servicios de urgencias han cambiado. Pero no todo es coronavirus.

Olatz Vázquez falleció la madrugada del pasado viernes a los 27 años. Colaboradora de medios como XL Semanal, Vogue, El País, Cadena Ser o Radio 3, la también fotógrafa se volvió en un referente de la lucha contra el cáncer cuando empezó a contar su historia a través de las redes sociales, principalmente en Twitter, pero también en Instagram, donde el 23 de junio del año pasado les habló por primera vez a sus seguidores de su enfermedad. Dos semanas antes había sido diagnosticada de un cáncer gástrico con metástasis abdominal en estadio IV que, tal y como explicó posteriormente en el diario El correo, le acompañaba desde hacía año y medio sin ni si quiera ella saberlo. Ni ella, ni las «decenas» de médicos que visitó.

Olatz arrancó ahí un relato tan duro como necesario, a través del que cuál los que la seguían -más de 50.000 personas- llegaron a ser conscientes del retraso de semanas e incluso meses que acumulan las pruebas diagnósticas en España, conocido como efecto desplazamiento, del abandono que sufren los pacientes de otras enfermedades por culpa del covid. «Por la pandemia se han diagnosticado un 21 % menos de casos de cáncer [en relación a la etapa del confinamiento domiciliario]: la gente no fue a los hospitales, se retrasaron pruebas», detalló hace meses en una entrevista a El periódico de Cataluña. «Se avecina una pandemia de cáncer avanzado, se han olvidado de nosotros», advirtió.