Kiko Rivera e Isabel Pantoja se reencuentran en Cantora

Martín Bastos

ACTUALIDAD

El pinchadiscos aparcó la guerra familiar y acudió a visitar a su madre de madrugada tras la muerte de su abuela, doña Ana. Ambos estuvieron solos y quedaron en volver a verse

30 sep 2021 . Actualizado a las 19:25 h.

El fallecimiento de doña Ana, la matriarca de la familia Pantoja, ha conseguido algo que hasta ahora parecía imposible: reunir de nuevo a Isabel Pantoja y a sus hijos bajo el techo de su hogar, en la finca Cantora. La muerte de la abuela coincidió con que todos los miembros jóvenes de la familia se encontraban lejos de casa, en la isla canaria de La Graciosa, para acudir a la boda de Anabel Pantoja.

En un primer instante, Kiko Rivera escribió en redes sociales una conmovedora despedida a doña Ana con un desgarrador mensaje en el que atacaba una vez más a su madre: «Tus hijos no me dejan despedirme, ni siquiera me han informado de tu estado. Lo siento mucho yaya. Me siento roto, solo y desolado». Con el paso de las horas, el hijo de Isabel Pantoja y Paquirri decidió finalmente poner rumbo a Sevilla y hacer caso a su corazón pues consideró que, en un momento tan duro para toda la familia, debía aparcar la guerra que desde hace un año está librando de forma pública contra su madre.

Destrozado por la muerte de su yaya, Kiko admitía al programa Sálvame que aunque a él se le había muerto una abuela, a su madre se le había muerto su madre. Aseguraba que en estos momentos necesitaba ir a Cantora y, si le dejaban entrar, dar un abrazo a la tonadillera, devastada tras dar el adiós a uno de los pilares de su vida.