Bélgica estudia introducir la semana laboral de cuatro días, pero sin recortar horas de trabajo

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

CÉSAR QUIAN

A cambio de un día libre más, los belgas deberían trabajar nueve horas y media cada jornada laborable

11 oct 2021 . Actualizado a las 12:01 h.

El Gobierno belga estudia introducir la semana laboral de cuatro días pero sin reducir el tiempo de trabajo, lo que permitiría librar un día más pero alargaría las jornadas laborales a nueve horas y media, una propuesta que ha sido recibida con poco entusiasmo y muchas dudas por los agentes sociales. La medida ha sido planteada por el partido liberal neerlandófono Open-VLD dentro de un catálogo de propuestas para la reforma laboral que prevé acometer el Ejecutivo belga y que será debatida en las negociaciones del presupuesto para el 2022 en la coalición de siete partidos de la que forman parte también socialistas, democristianos y verdes.

De momento, la propuesta de la formación del primer ministro, Alexander de Croo, no genera consenso ni en el seno del Gobierno ni entre la patronal y los sindicatos, con los que tendrán que negociarla si finalmente sale adelante.

Sus defensores, como los liberales francófonos del MR, argumentan que permitiría una mejor conciliación de la vida profesional y laboral al dejar un día más libre, reduciría el riesgo de problemas mentales asociados al trabajo como el burn out o síndrome de agotamiento y sería positiva para el medio ambiente al reducir los desplazamientos al trabajo.