Nurettin Acar, el nómada que vendía alfombras, nuevo hombre fuerte de Ikea en España

ACTUALIDAD

ABRALDES

Nacido en el seno de una familia nómada, formado en Suiza, el directivo de la multinacional sueca es un ejemplo de superación

17 oct 2021 . Actualizado a las 10:44 h.

La del personaje que hoy ocupa estas líneas es una de esas historias de superación que la dejan a una con la boca abierta. Ni siquiera se sabe a ciencia cierta cuándo vino al mundo. En la documentación que posee figura que fue en 1966, pero no es seguro. Y no lo es porque nació en el seno de una familia nómada, en Beytüssebap, un distrito montañoso al sudeste de Turquía, próximo a las fronteras de Irak, Siria e Irán. Los suyos «no sabían leer ni escribir. Así que cuando nacía alguien no se recordaba la fecha porque no era algo importante. Solo nos alegrábamos de incorporar un nuevo miembro a la familia y ya», resumía él mismo no hace mucho en una entrevista.

Se llama Nurettin Acar, y es el nuevo hombre fuerte de Ikea en España. Recién nombrado director general del gigante sueco en suelo español, ni que decir tiene que lo de llegar tan alto no ha sido cosa de coser y cantar. Ni mucho menos.

Trabajar, trabaja desde niño. Tanto, que a la temprana edad de 11 años ya vendía alfombras en una tienda en la ciudad de Van, al este de Turquía, donde había recalado con su numerosa familia (eran nueve hermanos: siete chicos y dos chicas, una de ellas ya fallecida). Lo suyo no era solo vender. Era más que eso. A los clientes se los ganaba contándoles historias de nómadas. Incluso les pedía que, cuando llegaran a sus casas y colocasen las alfombras, le enviasen fotos para ver cómo quedaban. Y lo hacían. Acompañadas, en muchos casos, de largas cartas, según ha relatado en más de una ocasión el ahora ejecutivo de Ikea.