Génova señala al jefe de gabinete de Ayuso como el responsable de la batalla interna

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

A. Pérez Meca | EUROPA PRESS

La dirección perfila la elección de un candidato que supere la primera vuelta

05 nov 2021 . Actualizado a las 10:10 h.

La versión oficial en Génova 13 es que «no hay ningún conflicto» entre Pablo Casado y Ayuso por la presidencia del PP de Madrid, afirmaba este jueves el vicesecretario de Comunicación del partido, Pablo Montesinos. «Todos estamos remando juntos para que Casado sea presidente del Gobierno más pronto que tarde». Sin embargo, ninguna de las dos partes parece estar dispuesta a ceder para posibilitar un acuerdo que evite una guerra civil en el congreso del que saldrá el presidente del PP madrileño.

El problema de fondo es que la presidenta autonómica aspira a hacerse también con las riendas del partido a nivel regional. Sin embargo, en la dirección, es decir, Casado, apuestan a que Madrid continúe con la bicefalia que se ha venido manteniendo hasta el momento, es decir, que la persona que gobierna no sea la misma que la que lidere el partido, una anomalía que solo se da en esta región, precisamente para evitar un exceso de poder que no amenace a la dirección del partido.

Hasta el momento la única dirigente que se ha pronunciado y que aspira a presidir el PP de Madrid es Ayuso, pero la dirección nacional trabaja con menos discreción de la que le gustaría en la búsqueda de un candidato alternativo que, entienden, solo podría ser el alcalde de la capital española, José Luis Martínez-Almeida, ya que cualquier otra figura de menor peso, como se planteó en un primer momento con la senadora Ana Comíns, podría perder en la primera vuelta. Por el momento, el regidor madrileño continúa sin despejar su futuro.