Casado pide al PP que piense «a lo grande» y carga contra el «aquelarre radical» de Yolanda Díaz

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

El líder del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, conversa con el líder nacional del partido, Pablo Casado, durante la segunda jornada del congreso regional del PP celebrado este domingo en Puertollano.
El líder del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, conversa con el líder nacional del partido, Pablo Casado, durante la segunda jornada del congreso regional del PP celebrado este domingo en Puertollano. JESUS MONROY

El líder de los populares asegura que el BNG es ya la alternativa en Galicia y Bildu lo es en el País Vasco, y que los partidos radicales llevarán a los socialistas «al barranco»

15 nov 2021 . Actualizado a las 12:37 h.

«Nosotros, a lo nuestro. Vamos bien. Y os digo una cosa: vamos a ganar las elecciones generales. Cuando sean, aguanten lo que aguanten nos da igual, porque la gente no puede más y quiere un Gobierno que resuelva sus problemas». El líder del PP, Pablo Casado, obvió este domingo la batalla interna con Isabel Díaz Ayuso por el control del partido en Madrid y se centró en insuflar ánimo a los populares, instándoles a «pensar a lo grande» y «servir a los españoles» para «resolver los problemas de los que nos pagan un sueldo». Dio por hecho que se convertirá en presidente del Gobierno y aseguró que lo hará «de la mano de los mejores».

Durante su discurso en la clausura del congreso del PP de Castilla-La Mancha, Casado cargó contra lo que denominó como el «nuevo aquelarre de los radicales», en referencia a la reunión de la vicepresidenta del Gobierna, Yolanda Díaz, con la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la líder de Más Madrid, Mónica García, y la portavoz del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) en Ceuta, Fatima Hamed. Responsabilizó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del auge de los partidos que considera radicales y que, según dijo son ya la «alternativa» al PSOE y el «voto útil» a la izquierda en sus territorios.

Las encuestas no le preocupan

«Bildu sorpasa al PSOE en Euskadi. El BNG en Galicia. Compromís en Valencia. En Barcelona, los comunes. Y en Madrid, Más Madrid», dijo, asegurando que se trata de algo «peligroso» y no solo «perjudicial para los intereses de España», sino también para los propios socialistas, a los que estas fuerzas llevarán, según dijo, «al barranco».