Siete de cada diez «baby boomers» temen tener peor pensión, pero solo el 6 % ahorra lo suficiente

Ana Balseiro
ANA BALSEIRO MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Martina Miser

Una encuesta del Instituto BBVA de Pensiones confirma que es una generación «preocupada», aunque rechaza trabajar más años para mejorar sus ingresos

24 nov 2021 . Actualizado a las 22:54 h.

La generación del «baby boom», la más numerosa de la historia y que engloba a los nacidos entre 1957 y 1977 (13,3 millones de españoles y 1,4 de extranjeros), parece tener asumido que tendrán una jubilación peor que la de sus padres. Así lo considera el 70 % de los participantes en la última encuesta del Instituto BBVA de Pensiones sobre sobre pensiones y hábitos de ahorro, presentada este miércoles. Sin embargo, esa «preocupación» por el incierto futuro de su jubilación -creen que tendrán que trabajar más años y que verán reducida la prestación- no se traduce en un hábito de ahorro para complementarla. De hecho, solo un 6 % de los sondeados dice disponer de ahorros suficientes para la recta final de la vida.

Esta décima encuesta del Instituto BBVA de Pensiones, que dirige Luis Vadillo, ha contado con la opinión de 3.391 «baby boomers» españoles, que han dibujado un sentimiento homogéneo en todo el territorio, aunque no sepan si son o no miembros de esa generación. Entre las principales conclusiones del sondeo, presentado por Elisa Chuliá, miembro del Foro de Expertos del organismo, destacan que aunque los «baby boomers» son conscientes de que viven mejor que sus padres -y que también lo hacen sus hijos-, «sospechan» que su jubilación no será tan buena como la de sus progenitores. «Están preocupados sobre si el sistema estará en condiciones de pagarles la jubilación hasta que se mueran», señaló Chuliá. Estos futuros pensionistas, sin embargo, no temen no percibir pensión, pero más de la mitad (el 55 %) alberga dudas sobre si la cobrará de forma vitalicia y creen que tendrán que trabajar más años (81 %) o que cobrarán menos (68 %).

A no pocos de los entrevistados les caben incluso dudas respecto a la estabilidad de su propio empleo: si bien un 55 % cree que mantendrá su actual puesto hasta la jubilación, casi la mitad piensa que no lo mantendrá (21 %) o contesta que no lo sabe (25 %).