Archivan el caso del cura que dijo que las niñas Anna y Olivia estarían vivas si su madre no se hubiera separado

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

El polémico padre Báez, en una de sus intervenciones en televisión.
El polémico padre Báez, en una de sus intervenciones en televisión.

Fernando Báez realizó unas declaraciones en la radio y publicó una serie de alegatos en su Facebook personal que llevaron a que el Obispado de Canarias lo apartara de los púlpitos y le ordenara silencio. El juez entiende que «no existen indicios» de que el sacerdote cometiera un delito de odio con sus manifestaciones

01 dic 2021 . Actualizado a las 16:20 h.

Un juzgado ha archivado la denuncia por delito de odio presentada por la Fiscalía contra el sacerdote Fernando Báez por defender que las niñas Anna y Olivia estarían vivas si su madre no se hubiera separado, después de que este aclara al prestar declaración que no pretendía justificar la conducta del padre, que considera «de asesino al cien por cien».

Cuando toda España estaba conmocionada por el hallazgo del cuerpo de Olivia en el fondo del océano, atado a un lastre para que se hundiera, lo que apuntalaba la sospecha de que el padre había asesinado a las dos pequeñas y después se había suicidado, Báez realizó unas declaraciones en la radio y publicó una serie de alegatos en su Facebook personal que llevaron a que el Obispado de Canarias lo apartara de los púlpitos y le ordenara silencio.

«Si ese matrimonio hubiese sido fiel, no se hubiese roto, esas niñas estarían vivas», «la falta de fidelidad... y después vienen estas cosas», «no entreguemos a los hijos de un padre a otro y evitaremos tragedias y dramas como las que estamos viendo», fueron algunas de sus declaraciones cuestionadas por el Ministerio Fiscal.