Johnson vetará el alcohol y despedirá personal de Downing Street para salvarse

Juan Francisco Alonso LONDRES / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

Un policía vigila la entrada del número 10 de Downing Street.
Un policía vigila la entrada del número 10 de Downing Street. PAUL CHILDS | Reuters

El presidente de los «tories» promete que el primer ministro acabará con la «cultura de las fiestas»

17 ene 2022 . Actualizado a las 16:55 h.

Antes de que las fiestas acaben con él, Boris Johnson acabará con las fiestas. El primer ministro británico quiere poner fin a la amenaza que supone para su mandato el escándalo del Partygate. Para lograr su objetivo, el gobernante conservador se apresta a dar un golpe de timón y acabar con la «cultura de las fiestas» instala en la sede del Gobierno sin respetar las restricciones por el covid-19.

La llamada operación Save the big dog (salvar al perro grande) no se limitará a la salida de los funcionarios más implicados en el escándalo, comenzando por el secretario privado del premier, Martin Reynolds. El diario londinense The Sunday Times publicó este domingo que Johnson incluso vetará el alcohol en las oficinas de Downing Street, para liquidar «el vino de los viernes».

La versión periodística fue respaldada por el presidente del Partido Conservador, Oliver Dowden. «Los hechos de los que nos hemos enterado en los últimos días me han enfadado, igual que a mis electores y al país. Sin embargo, el primer ministro se ha disculpado por ello y ha prometido que estos hechos se investigarán, que se llegará al fondo de lo ocurrido y cuando corresponda irá a la Cámara de los Comunes, para anunciar las medidas que se tomarán para cambiar la cultura que ha permitido que eso ocurriera», declaró a la cadena Sky News. El plan de Johnson busca minimizar el daño de la investigación que la segunda secretaria de la Oficina del Gabinete, Sur Gray, está preparando sobre el Partygate.