Las redes silencian la propaganda de Putin

Luís Pousa Rodríguez
Luís Pousa REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

La aplicación de RT (Russia Today) abierta en un teléfono móvil.
La aplicación de RT (Russia Today) abierta en un teléfono móvil. D. RUVIC (Reuters)

Twitter se suma al bloqueo impuesto por Facebook y YouTube a altavoces mediáticos del Kremlin como RT o Sputnik, que buscan refugio en aplicaciones y plataformas para seguir difundiendo desinformación sobre la invasión rusa de Ucrania

03 mar 2022 . Actualizado a las 20:37 h.

Las redes sociales son uno de los múltiples campos de batalla en los que se libra la guerra de Ucrania. El Kremlin es consciente de que día a día pierde apoyos en la comunidad internacional y ha redoblado los esfuerzos de sus órganos de propaganda para contrarrestar la versión de Occidente. Para mitigar esa lluvia de desinformación alimentada desde Moscú, la Unión Europea anunció el domingo, de la mano de la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, y del jefe de su diplomacia, Josep Borrell, la puesta en marcha de medidas legales para vetar en territorio europeo la difusión de medios en las manos del Gobierno ruso, como la televisión RT (Russia Today) o la agencia Sputnik, de cuya labor a la hora de contaminar el ecosistema informativo alertaba pormenorizadamente en enero un estudio del Departamento de Estado norteamericano. Apenas unas semanas después de la publicación del documento, y con las tropas rusas sobre territorio ucraniano, el trabajo sucio de los altavoces del Kremlin se ha vuelto incluso más sucio de lo descrito entonces por Washington.

La prohibición de difundir propaganda del Kremlin en suelo europeo ya ha entrado en vigor y este jueves Twitter e Instagram se han sumado al bloqueo impuesto por otros gigantes tecnológicos como Facebook o YouTube. Las cuentas de terminales mediáticas de Putin como Russia Today (en España @ActualidadRT) o Sputnik (@SputnikMundo) aparecen «retenidas» y con un aviso legal de que han sido suspendidas temporalmente en los 27 países del bloque comunitario. Hasta este jueves, RT seguía publicando sus mensajes a favor de Putin y en contra de Ucrania sin ningún tipo de restricción y el único cambio visible era que Twitter había añadido a este tipo de perfiles una etiqueta advirtiendo de que se trataba de medios «afiliados al Estado ruso».

«El primer canal de TV ruso en español con alcance mundial. Les brindamos las noticias que realmente importan», se promocionaba, 24 horas antes del apagón, la oficialista RT, con 3,5 millones de seguidores en Twitter, a los que ya invitaba a trasladarse a sus canales en VK o Telegram ante una inminente suspensión de la cuenta.