Putin advierte de que podría dejar a Europa sin alimentos en sus despensas

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Mikhail Klimentyev

El presidente ruso culpa a Occidente del incremento de precios y asegura que están cumpliendo con los contratos energéticos

11 mar 2022 . Actualizado a las 08:46 h.

Primero amenazó con cortar el gas. Ahora sugiere que podría dejar a Europa sin comida si los Veintisiete endurecen las sanciones. El presidente ruso, Vladimir Putin, lanzó ayer otra de sus advertencias al sentir cómo Occidente estrecha el cerco sobre su economía, ahora acorralada. «Rusia y Bielorrusia son unos de los mayores proveedores de fertilizantes minerales del mundo. Si continúan generando problemas en la financiación y la logística del envío de nuestros bienes, los precios crecerán y esto afectará a los alimentos», deslizó en público, apuntando a la despensa de los europeos, donde ya empiezan a escasear productos como el aceite de girasol. «Sus precios están aumentado, pero no es nuestra culpa. Es el resultado de sus propios cálculos erróneos. No hay necesidad de culparnos», añadió.

Suministro de energía

También culpó a los gobiernos europeos de la subida de los precios energéticos en el continente, al dar «pasos hostiles» contra Rusia por la guerra en Ucrania: «Estamos cumpliendo con todas nuestras obligaciones en el campo del suministro de energía», agregó, añadiendo más leña al fuego tras el malestar que han generado las llamadas de la Comisión a reducir el consumo eléctrico para depender menos de Rusia: «Sabemos muy bien que están llamando a sus ciudadanos a apretarse el cinturón, a vestirse más abrigados. Y hablan de las sanciones que nos están imponiendo como el motivo del deterioro de su situación», señaló ante su equipo de Gobierno.

Las reservas de grano «pueden durar entre 25 días y un mes»

La Voz

Los días pasan y las reservas de grano en los almacenes de los puertos españoles continúan bajando. En Murcia, una de las zonas con mayor producción de huerta de España, el presidente de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) en esa comunidad, José Miguel Marín, calcula que las reservas de leguminosas, trigo y maíz destinadas a alimentación animal «pueden durar unos 25 días o un mes». A su juicio, como recoge Europa Press, esa falta de grano ha llevado a muchos ganaderos a empezar a plantear «planes de sacrificio de animales» ante las dificultades de conseguir pienso para sus explotaciones, lo que «repercutirá directamente en el abastecimiento humano».

Seguir leyendo