«Cuando les dije a mis padres que era trans, no me dejaron salir de casa»

ACTUALIDAD

ALBERTO LÓPEZ

En el Día Internacional de la Visibilidad Transgénero ponemos el foco en el primer obstáculo que muchos de ellos tienen, la familia. «La gran mayoría de gente que conozco no lo han aceptado en su casa», dice este joven de 18 años

31 mar 2022 . Actualizado a las 15:43 h.

Tiberius es un nombre ficticio. Lo ha elegido porque no quiere que nadie lo reconozca. Y se oculta por los problemas que puede tener en su casa. Durante la media hora que mantenemos de conversación, casi siempre se refiere a sus padres como sus progenitores. Es una manera de poner distancia con aquellas personas que le han dado la vida, pero que se niegan a entender su condición de transexual. No es el único que sufre el rechazo familiar al contarlo en casa. Dice que la mayoría de las veces ocurre así. «La primera reacción es de rechazo, luego negación y luego aislamiento, en la gran mayoría de los casos. Es muy difícil encontrar a alguien que tenga apoyo de su familia», asegura. Por eso, quiere contar su caso y denunciar este tipo de situaciones a la que se enfrentan los transexuales. Quiere levantar la voz, aunque no pueda quitarse la capucha.

Tiberius reconoce que, a sus 18 años, todavía está en proceso de entenderse bien, de saber en qué etiqueta encaja mejor. Con la femenina, que es con la que nació, sabe que no. Por eso pide que se le trate en masculino: «Desde pequeño no me sentía a gusto con lo que decían que tenía que ser y hacer por ser una chica. Yo me siento más cómodo con los estereotipos de un chico». Pero hace un par de años, comenzó a tener dudas sobre si era no binario, es decir, que no percibe su identidad como totalmente masculina o femenina. Y todavía está en ese proceso: «Me gusta que me traten en masculino, pero empecé a tener dudas de si me sentía 100 % hombre o no. Y ahora mismo me considero una persona no binaria, que parte del tiempo te sientes hombre y parte no. Pero no quiere decir que esa parte que no, me sienta mujer porque eso es otra identidad diferente. Simplemente te sientes otra cosa o no te sientes nada. Entonces no lo tengo del todo claro. Todavía estoy en fase de entenderme a mí mismo y si soy una persona de género o básicamente no me identifico con nada».

Él sabe que es transexual desde los 14 años. Dice que antes se sentía mal en muchas situaciones, pero no sabía describir lo que le pasaba: «Yo antes no sabía lo que era ser trans. No tenía ni idea, pero en cuanto lo conocí, mi cabeza conectó. Por fin tenían sentido todas las cosas que me habían rondado en la cabeza desde muy pequeño». Entre esas situaciones incómodas, relata lo que sentía cada vez que tenía que ducharse en el vestuario de chicas después de hacer gimnasia: «Era la cosa más incómoda del mundo. No me sentía a gusto. En primer lugar, porque no me gustaba que me obligasen a desnudarme delante de la gente. Sentía que no tenía que estar ahí».