Los tártaros que ya huyeron de Crimea, preparados para encarar a los rusos

María Traspaderne | EFE ODESA

ACTUALIDAD

Fevzi Mamutov, campeón de Europa de Lucha Olímpica en el 2013, es portavoz de la comunidad tártara en Odesa
Fevzi Mamutov, campeón de Europa de Lucha Olímpica en el 2013, es portavoz de la comunidad tártara en Odesa Manuel Bruque | EFE

La comunidad se siente aun más cerca de sus compatriotas ucranianos porque comparten un enemigo común

30 mar 2022 . Actualizado a las 14:16 h.

Los tártaros de Crimea, una minoría musulmana con lengua y cultura propias, llevan siglos lidiando con Rusia. Tras sufrir expulsiones y deportaciones a lo largo de la historia y ver ocupada su península en el 2014, ahora dicen esperar a las tropas rusas en Ucrania con la lección aprendida.

Se diferencian del resto de los ucranianos por sus facciones, mezcla entre árabes y centroasiáticas, su lengua -que ahora escriben en letras romanas y antes en cirílico- y su religión, pero comparten con ellos un «odio» a los rusos relativamente nuevo para muchos habitantes del país.

Exiliados

Los tártaros se asentaron en Crimea en el siglo XV provenientes de Mongolia y cuando Catalina la Grande invadió la península en 1783, huyeron a Turquía. Regresaron y los soviéticos los deportaron a Siberia y Uzbequistán en 1944.