Las armas no callan en el frente norte de Kiev

Mikel Ayestaran | Colpisa ENVIADO ESPECIAL | KIEV

ACTUALIDAD

Soldados ucranianos en el frente de guerra en Kiev
Soldados ucranianos en el frente de guerra en Kiev Gleb Garanich | REUTERS

Rusia mantiene el asedio a la capital mientras ataca el Este y causa al menos catorce muertos en un bombardeo en Mikolaiv

31 mar 2022 . Actualizado a las 08:37 h.

Un total de 1.300 kilómetros separan Estambul de Kiev y el anuncio realizado el martes en la ciudad turca por Moscú no llegó al norte de la capital de Ucrania. Rusia no cumplió con la «reducción drástica de la actividad militar» ni en el frente de Kiev, ni en el de Chernígov. Al contrario. Desde que se hizo público este anuncio, los cielos de estas ciudades registraron una inusitada actividad y no cesaron las explosiones. Los combates continúan y cientos de civiles volvieron a ser evacuados de urgencia de las zonas de combate. Llegaban al puesto de registro de la capital exhaustos y aterrorizados, después de pasar semanas metidos en sótanos y búnkeres.

Si en el norte una treintena de bombardeos nocturnos alcanzaron este miércoles la propia Chernígov, Bucha, Irpín, Vyshgorod y Brovary, en el sur la ciudad más castigada fue la portuaria Mikolaiv. Catorce personas perdieron la vida en la ofensiva que las fuerzas del Kremlin realizan en la región, y las autoridades locales también denunciaron que un edificio del Comité Internacional de la Cruz Roja en Mariúpol fue blanco de los misiles.

Las autoridades ucranianas mantuvieron cerrado el paso a Irpín debido a «motivos de seguridad», pero los servicios de rescate trabajaron todo el día con intensidad en la evacuación de la población y la retirada de cuerpos de las calles. Esta ciudad, junto a Bucha y Hostomel, sede del aeropuerto militar, ha sido el punto clave de la contienda y los ucranianos la han defendido con todos los medios porque era la última barrera antes de llegar a la capital. Tras perder el control durante tres semanas, desde el domingo no hay presencia invasora en sus calles.