Un 80 % de los refugiados ucranianos quiere regresar a su país cuando finalice la guerra

C. D. REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Una niña saluda desde un autobús en el que ha llegado a Zaporiya, ciudad a la que llegan ciudadanos de Mariúpol con el objetivo de llegar a Leópolis para salir por Polonia
Una niña saluda desde un autobús en el que ha llegado a Zaporiya, ciudad a la que llegan ciudadanos de Mariúpol con el objetivo de llegar a Leópolis para salir por Polonia Manuel Bruque

Según ACNUR  4,17 millones de personas han abandonado Ucrania desde el inicio de la invasión rusa

05 abr 2022 . Actualizado a las 13:59 h.

Casi un 80 % de los ucranianos que han abandonado su país desde el inicio de la invasión rusa quiere regresar a su país cuando termine el conflicto, de  acuerdo una encuesta difundida por el portal Ukrinform. Según ese medio, un 79,2 % de las personas que salieron de Ucrania planea volver, frente a un 9,9 % que no considera la posibilidad de regresar y un 10 % de indecisos.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Atendiendo a las estimaciones de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), han salido de Ucrania 4,17 millones de personas. La mayor parte de estos refugiados lo hicieron por Polonia, país que ha recibido a 2,42 millones de personas, seguido de Rumanía -con 635.000-, Hungría -con 380.000-, y Eslovaquia -con 300.000- entre los países de acogida de la Unión Europea (UE).

Al menos 310.000 han seguido hacia Alemania, según el Ministerio de Interior de este país, que advierte, sin embargo, de que es una estimación a la baja, ya que en cuanto entran en territorio comunitario tienen libertad de movimiento y no están obligados a registrarse. Por su parte, hacia Rusia salieron 350.000 personas y otras 12.000 hacia Bielorrusia.

A estos refugiados fuera de las fronteras de Ucrania se suman los 6,5 millones de desplazados internos, que han dejado sus hogares en las zonas más castigadas en dirección a otros puntos del país. Ello supone que han dejado sus casas 11 del total de 44 millones de habitantes que tenía el país antes del inicio de la invasión.

Es la más fulminante crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, en los últimos días se ha observado un descenso en estos desplazamientos. En las primeras semanas tras la invasión, unos 100.000 personas salieron del país a diario, mientras que ahora se bajó a 50.000, según ACNUR.