El PP considera cumplido el objetivo de su congreso: la unidad del partido

Francisco Balado Fontenla
Fran balado MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Alberto Núñez Feijoo presidiendo ayer el Comité de Dirección del PP en Génova.
Alberto Núñez Feijoo presidiendo ayer el Comité de Dirección del PP en Génova. DAVID MUDARRA

Génova afirma que el congreso de Madrid se convocará «muy rápido»

05 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Todavía sin tiempo para instalarse en el despacho de la séptima planta de Génova, Alberto Núñez Feijoo presidió ayer su primer comité de dirección en la sede nacional del PP. Es decir, su primera reunión con lo que se conoce como la cúpula del partido. El gallego se sentó en la cabecera de la mesa. La silla a su derecha la ocupó la secretaria general, Cuca Gamarra, y la de su izquierda Elías Bendodo, coordinador general, y siguiente en el escalafón interno. Continuando con este orden interno, el gallego Miguel Tellado, nuevo vicesecretario de organización. Y así, hasta la decena de dirigentes que conforman este órgano que se reúne los lunes para diseñar las estrategias políticas.

También es habitual la rueda de prensa posterior al cónclave, que ayer corrió a cargo de Gamarra. Precisamente su desempeño con los medios en el último mes, desde que quedó convocado el congreso, acabó siendo decisivo para que al final fuese ella la designada para convertirse en la número dos, aunque tampoco se deban perder de vista otros factores, como el enquistamiento de la guerra en Ucrania y el consecuente aumento de peso de la política internacional, que acabó inclinando la balanza para designar a Esteban González Pons vicesecretario de institucional, en donde sus conexiones en Bruselas serán esenciales.

En la dirección del PP están convencidos de que el congreso celebrado este fin de semana fue un éxito y que sirvió, además de para proclamar oficialmente a Feijoo como presidente, para concienciar a los suyos de que para llegar a La Moncloa todos deben remar en la misma dirección. También a los expresidentes del partido. De ahí que en el entorno del todavía jefe de la Xunta agradase especialmente el mensaje trasladado por José María Aznar, un líder con el que nunca tuvo la gran sintonía que mantiene con Rajoy, pero que resultó muy claro: ahora hay un nuevo líder, y todos con ese líder, porque en caso contrario, corremos serio riesgo de desaparecer.