El Tribunal Penal Internacional ya ha actuado contra cuatro presidentes

Carlos Punzón
Carlos Punzón VIGO / LA VOZ

ACTUALIDAD

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Rayner Peña | Efe

Maduro, investigado tras Gadafi, el sudanés Al Bashir y el marfileño Gbagbo

06 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Las brutalidades de la guerra de los Balcanes y del genocidio de Ruanda dieron el impulso definitivo para que buena parte del mundo se dotase de un tribunal para analizar comportamientos extremos en los conflictos armados, aunque la propia contienda sea en sí misma el mayor ejemplo del fracaso humano. Ni Rusia ni Ucrania integran el bloque de los 123 Estados que respaldan la existencia de la Corte Penal Internacional. Estados Unidos tampoco.

Aun así, el tribunal ya analiza la petición hecha por 38 países para que se investiguen los supuestos crímenes a los que ha dado lugar la invasión rusa. Y España es uno de los peticionarios. El Gobierno ucraniano ha anunciado que acatará el dictamen del tribunal si llega a producirse.

Son cuatro los tipos de casos que pueden analizar los magistrados presentes en la sede de La Haya: genocidio, crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y de agresión. La calificación de genocidio engloba a los actos perpetrados con intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso. El presidente Volodímir Zelenski no tiene dudas de que es lo que está haciendo Putin en su país y matanzas como la de Bucha podrían enmarcase en esa tipología.