La Audiencia Nacional condena al PP por tercera vez por lucrarse con la Gürtel

Xavier Garmendia MADRID / COLPISA

ACTUALIDAD

Los dos cabecillas de la trama Gürtel, Francisco Correa (izquierda) y Pablo Crespo conversan durante una sesión del juicio en el 2015
Los dos cabecillas de la trama Gürtel, Francisco Correa (izquierda) y Pablo Crespo conversan durante una sesión del juicio en el 2015 POOL

La Audiencia Nacional impone al partido el pago de 204.198,64 euros y al alcalde de Boadilla del Monte, más de 36 años de prisión

08 abr 2022 . Actualizado a las 20:36 h.

Ni una semana ha tardado la Justicia en recordar a Alberto Núñez Feijoo el fantasma de la corrupción que persigue al PP. Por tercera vez en los últimos cuatro años, la Audiencia Nacional ha condenado a la formación conservadora como partícipe a título lucrativo de las actividades ilícitas de la trama Gürtel; en este caso en particular, en las relativas al municipio madrileño de Boadilla del Monte. El partido deberá pagar 204.198,64 euros tras acreditarse que, junto al grupo de Francisco Correa, actuó en una «dinámica de beneficio mutuo» por la que obtuvo una financiación irregular proveniente de «conductas delictivas».

En una sentencia de 303 páginas, los magistrados de la sección segunda de la Sala de lo Penal coinciden de forma unánime en señalar el enriquecimiento del PP a costa de la trama corrupta, aunque sin achacarle responsabilidad penal por ello. Existe «un acervo probatorio sólido», sostiene el fallo, de que los miembros de la red destinaban parte de las comisiones obtenidas en adjudicaciones públicas amañadas «al pago de compras, actos y eventos en favor del partido».

Esos más de 200.000 euros que ahora tendrá que abonar el PP son precisamente los que las sociedades de Francisco Correa habrían destinado a actos de precampaña y campaña en las elecciones municipales del 2003 y el 2007. Un beneficio «evidente» para el partido que permitía a los responsables del Ayuntamiento de Boadilla del Monte «perpetuarse en sus funciones» y «someter» las contrataciones públicas a los intereses de la red corrupta. Se producía así, según describe textualmente la sentencia, «una sustitución de la administración por el entramado criminal».

Esta nueva condena es ya la tercera que implica al partido opositor a lo largo de la macroinvestigación de la Gürtel. La primera, relativa a la época inicial de la trama, le adjudicó una responsabilidad a título lucrativo y fue la que en mayo del 2018 precipitó la moción de censura que acabaría por sacar a Rajoy de la Moncloa. El Tribunal Supremo la confirmó en su mayor parte dos años después.

La segunda llegó el pasado mes de octubre, cuando se le condenó como responsable civil subsidiario del extesorero Luis Bárcenas por pagar las obras de la sede de Génova a través de la caja B.

El varapalo judicial, por si fuera poco, llega en pleno aterrizaje de Feijoo como nuevo líder de la organización. A diferencia de Pablo Casado, su sucesor sí parece estar dispuesto a hacer declaraciones sobre casos de corrupción sucedidos antes de llegar al cargo. La sentencia sirvió este viernes al resto de partidos para redoblar sus críticas al PP.

Una nueva condena o, en palabras del ministro de Presidencia, Félix Bolaños, «un clásico como ‘Ben-Hur' en Semana Santa». La secretaria general de Podemos y también ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, metió este caso en una misma coctelera junto a las investigaciones de contratos en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid para concluir que «solo hay un viejo PP».

Condenas a 23 acusados

Los magistrados de la Audiencia Nacional condenan a un total de 23 acusados por delitos como cohecho, malversación, fraude a la Administración, falsedad en documento público y blanqueo de capitales. La mayor pena es para el exalcalde de Boadilla, Arturo González Panero, El Albondiguilla, con 36 años y 11 meses de prisión por la comisión de 18 delitos. El fallo también contempla condenas para el cabecilla, Francisco Correa, y su más estrecho colaborador, Pablo Crespo, con 13 años y medio de cárcel para cada uno. Igualmente establece penas de entre uno y seis años de prisión para exdirigentes del PP como César Tomás Martín Morales y el exdiputado madrileño Alfonso Bosch, así como a los empresarios José Luis Ulibarri, José Luis Martínez Parra y Jacobo Gordon.

Feijoo, tras la tercera sentencia de la Gürtel: «Del pasado del PP no se reniega, se aprende»

Juan Capeáns

El presidente del PP abordó la sentencia desde la tribuna institucional habilitada para la rueda de prensa posterior al Consello da Xunta, celebrado este viernes en A Coruña. En los últimos años ha contestado en varias ocasiones por los casos de corrupción de su partido, pero por primera vez lo hacía como máximo responsable de la organización política. Sus argumentos no fueron muy diferentes, pero añadió un elemento nuevo, el hecho de que se estén juzgando actividades ilícitas de hace «veinte años», cuando él apenas llevaba unos meses afiliado.

Por lo demás, cree que este tipo de condenas hay que asumirlas con «deportividad», añadiendo que «del pasado del PP no se reniega, se aprende». Si la formación ha hecho cosas mal «tiene que asumir las consecuencias», que políticamente las considera ampliamente «pagadas», en referencia a la moción de censura del 2018 activada por una sentencia judicial y las posteriores derrotas electorales. Sin entrar en más detalles del auto por no haberlo leído, su interpretación es que los condenados principales son personas que «actuaban de forma paralegal utilizando al PP».

Seguir leyendo