Diez años del accidente de Botsuana y del comienzo del declive de Juan Carlos I

Carlos Pérez Gil MADRID / EFE

ACTUALIDAD

La famosa imagen del rey, tras abatir un elefante en Botsuana.
La famosa imagen del rey, tras abatir un elefante en Botsuana.

Mientras el país sufría la crisis económica más grave de la democracia, el entonces jefe del Estado estaba de cacería con Corinna Larsen

13 abr 2022 . Actualizado a las 11:08 h.

Con el país envuelto en la crisis económica más grave de la democracia, España amaneció el 13 de abril del 2012 con la noticia de que el rey Juan Carlos volaba de emergencia desde Botsuana tras fracturarse la cadera durante su estancia en el país africano, adonde había viajado para participar en una cacería junto a su amiga íntima Corinna Larsen.

Una década después, Juan Carlos ya no está en el trono, ha abandonado la vida pública, no tiene asignación económica del Estado, Felipe VI ha renunciado a su herencia y, desde agosto del 2020, vive en Emiratos Árabes Unidos tras su marcha de España por la polémica por sus negocios en el extranjero, cuya investigación ha archivado la Fiscalía.

El viaje a Botsuana supuso un antes y un después en la trayectoria del monarca, como reconoció la Casa del Rey, y precipitó el final de un reinado que se extendió hasta junio del 2014, cuando le relevó su hijo ante el desgaste generado en la Corona por su padre, aderezado por la implicación de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en el caso Nóos.