La ultraderecha está presente en 16 de los 27 parlamentos que forman la UE

jesús carballo BRUSELAS / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, y Mateus Morawiecki, su homólogo polaco, gobiernan sus países con mano de hierro.
El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, y Mateus Morawiecki, su homólogo polaco, gobiernan sus países con mano de hierro. BERNADETT SZABO, REUTERS | P. NOWAK | EFE

Cuarto mandato de Orbán en Hungría y Morawiecki gobierna en Polonia

17 abr 2022 . Actualizado a las 09:01 h.

El término ultraderecha engloba muchos tipos de formaciones diferentes. Hay partidos que destacan los valores nacionalistas, otros que tienen un discurso contrario a la inmigración y la libre elección de la sexualidad e incluso países que cuentan con grupos señalados por tener conexiones neonazis. En los últimos años la debilidad económica de la Unión Europea y la llegada masiva de refugiados de Siria y ahora de Ucrania tras la invasión rusa han ayudado a que los líderes de extrema derecha alienten a su población con discursos nacionalistas para ganar adeptos. Hasta 16 estados miembros de los Veintisiete que forman el cupo comunitario tienen representación de ultraderecha en sus parlamentos y en dos de ellos, Polonia y Hungría, gobiernan con mano de hierro desde hace ocho y doce años, respectivamente.

 El caso polaco

El polaco Mateus Morawiecki, del partido Ley y Justicia y primer ministro del país desde agosto del 2021, fue llamado al poder para liderar la respuesta de la crisis sanitaria provocada por el covid que su predecesor no había conseguido gestionar dentro de un gobierno conocido en Bruselas por escándalos como el que protagonizó su homólogo en la coalición, Janusz Korwin-Mikke. Este se hizo conocido por afirmar en el Parlamento Europeo que las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son «más débiles, más pequeñas y menos inteligentes».

Por su parte, en Hungría y hace apenas un par de semanas, Viktor Orbán ganaba por cuarta vez consecutiva las elecciones en el país y lo hacía dejando una advertencia a la UE. «Hemos conseguido una victoria tan grande que se puede ver desde la luna, pero seguro que también puede verse desde Bruselas», dijo Orbán. Un claro reto a los socios comunitarios, con quienes ha tenido encontronazos a lo largo de todo su mandato.