El juez instructor del caso mascarillas exculpa al Ayuntamiento de Madrid al considerarlo perjudicado

Javier Arias MADRID / COLPISA

ACTUALIDAD

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante la presentación del torneo Mutua Madrid Open de tenis
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante la presentación del torneo Mutua Madrid Open de tenis David Fernández | EFE

Rechaza que deje de ser acusación particular en el proceso como pedía Medina

29 abr 2022 . Actualizado a las 20:37 h.

El juez instructor que investiga el escándalo de las mascarillas en el Ayuntamiento de Madrid, Adolfo Carretero, mantuvo hoy la condición de perjudicado del consistorio y rechazó que deba dejar de ser acusación particular, tal y como había reclamado Luis Medina. La decisión constituye un respiro para el alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, que ha cimentando su respuesta al pelotazo en que la institución que encabeza no solo no ha cometido ninguna irregularidad, sino que es su potencial sufridora.

La defensa de Medina había solicitado la semana pasada que el Ayuntamiento fuese expulsado de la causa al esgrimir que sus responsables «no denunciaron en ningún momento los contratos investigados» por los que el acusado y su socio Alberto Luceño obtuvieron las comisiones millonarias. Pero el titular del juzgado de Instrucción número 47 de Madrid apunta en un auto al que ha tenido acceso Colpisa que el Ayuntamiento sí debe atesorar dicha condición de damnificado «porque las altas comisiones de los investigados fueran ocultadas al mismo y esa ocultación supuso un perjuicio económico».

Junto a ello, el magistrado advierte que hay que diferenciar a la institución del papel que hubiesen podido desempeñar personas concretas de la corporación. En esta línea, precisa que «no se debe confundir a Elena Collado, alto cargo del Ayuntamiento -la cual está citada a declarar como testigo el 9 de mayo- con la institución, que tiene su patrimonio público». No obstante, el juez también deja claro en su escrito que Collado «manifestó sus quejas a los intermediarios por el exceso de precio de los contratos y la mala calidad de los guantes y test de covid».