Escándalo Pegasus: El Gobierno deja en el aire la continuidad de la directora del CNI

ACTUALIDAD

JAVIER BARBANCHO | REUTERS

El ciberespionaje a móviles VIP se enreda a medida que salen a la luz nuevos datos. Paz Esteban se ha convertido en el punto de mira del caso Pegasus, que ha abierto una profunda crisis en la seguridad del Estado y en el propio Gobierno de coalición

03 may 2022 . Actualizado a las 20:24 h.

El ciberespionaje a móviles de altos cargos con el programa Pegasus se enreda cada vez más a medida que pasan los días y salen a la luz nuevos datos. Hace dos semanas estalló el escándalo al saberse que más de 60 políticos, empresarios y periodistas independentistas fueron espiados con el sofisticado programa de origen israelí.

Pese al enfado de los socios de investidura del Gobierno Sánchez, que exigieron rápidamente dimisiones ante la «gravedad» de los hechos, desde la Moncloa no se mueve ficha, no se dan explicaciones sobre esa extraña vigilancia masiva y nadie dimite.

La presión de los partidos secesionistas y nacionalistas no cesa y el Gobierno, al verse contra las cuerdas, abre la mano cruzando una línea roja impensable. Aparece en escena la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, rebajando el listón de la votación para participar en la comisión parlamentaria de gastos reservados y secretos oficiales.