El covid presente en las aguas residuales y detectado en las depuradoras no tiene capacidad para infectar

Juan Ventura Lado Alvela
J. V. Lado REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

La depuradora de Baiona fue una de las 11 en las que los científicos hicieron seguimiento
La depuradora de Baiona fue una de las 11 en las que los científicos hicieron seguimiento

Investigadores del CSIC y la Universidad de Vigo publican el estudio que sirvió para predecir la evolución de la pandemia

10 may 2022 . Actualizado a las 09:00 h.

Investigadores del CSIC y la Universidad de Vigo, junto a la empresa Geseco Aguas, acaban de presentar en la revista Sciencie of the total Enviroment el resultado de dos años de trabajo en el proyecto DIMCoVAR con el que han analizado la presencia de material genético del SARS-CoV-2 en las aguas residuales.

Explican como las muestras tomadas en Baiona, Nigrán, Gondomar, Cambados, Moraña, Porto do son, Muros, Melide, Ares, Cedeira y Noia han servido para medir la carga viral, detectar variantes e incluso hacer predicciones de evolución a 7-10 días.

Participaron especialistas en inmunología, genómica, ingeniería de procesos, biotecnología industrial, ingeniería ambiental... con importantes logros como poner a punto «el primer modelo matemático dinámico que incorpora datos sanitarios y de carga viral en las aguas». Un trabajo muy coral que les ha permitido, por ejemplo, detectar la presencia del SARS-CoV-2 en agua de mar, sedimentos y mejillones, tanto silvestres como de acuicultura.