La inflación subyacente roza ya el 5 % y alerta sobre la cronificación de la subida

Ana Balseiro
ANA BALSEIRO MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Gasolinera en Boiro
Gasolinera en Boiro Marcos Creo

El IPC escaló en mayo hasta el 8,7 %, impulsado por alimentos y carburantes

31 may 2022 . Actualizado a las 13:14 h.

Casi un 9 % más pobres que hace un año. Así habremos sido los ciudadanos este mes de mayo si finalmente se confirman los datos de la inflación adelantados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Y es que el respiro que el índice de precios de consumo (IPC) dio a los bolsillos de los consumidores en abril ha resultado efímero, pues en mayo los precios han vuelto a escalar casi medio punto (cuatro décimas concretamente), para situarse en el 8,7 % interanual, y ello pese a que los precios de la luz sí levantaron algo el pie del acelerador.

¿Qué hay detrás del nuevo repunte, que devuelve el coste de la vida a niveles desconocidos desde 1986? Pues, como ya ocurrió en marzo, cuando la inflación batió su récord hasta el momento (un 9,8 % interanual), son los alimentos y los combustibles los que no dejan de tirar al alza de los precios.

Llenar la cesta de la compra es cada vez más caro, igual que hacerlo con el depósito del coche, y ello pese a la bonificación de 20 céntimos que aprobó el Gobierno como modo transitorio para aliviar algo la asfixia de las economías domésticas. En este sentido, cabe recordar que las batería de medidas extraordinarias aprobadas para paliar el golpe de la invasión rusa de Ucrania en los bolsillos de la ciudadanía —entre la que se encontraba la referida bonificación del combustible— expirarán en junio, salvo que el Ejecutivo decida prolongarlas, como ayer avanzó la ministra de Industria, Reyes Maroto.