Podemos expresa su disgusto por los destructores en Rota

La Voz REDACCIÓN | EFE

ACTUALIDAD

Javier Lizón | EFE

Sánchez contará con el apoyo del PP para que el acuerdo salga adelante

30 jun 2022 . Actualizado a las 14:19 h.

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha afirmado que a su formación no le gusta el acuerdo el acuerdo alcanzado con Estados Unidos para ampliar de cuatro a seis el número de destructores norteamericanos en la base de Rota (Cádiz) y, aunque no han decidido su posición cuando la medida llegue al Congreso, ha deslizado que no lo apoyarán.

En declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso y preguntado sobre si rechazarán aumentar la presencia de Estados Unidos en el país, Asens ha respondido que no han debatido aún el sentido del voto, pero a continuación ha dicho que es «evidente» que tienen una posición «diferente» a la de su socio de coalición.

«A nosotros no nos gusta ese pacto, significa más militares, más destructores norteamericanos y más dependencia y sumisión a Estados Unidos», ha lanzado el también dirigente de En Comú Podem para recalcar que esta medida va en la «línea contraria» a lograr una mayor autonomía de Europa en materia de seguridad, que es lo que el espacio confederal defiende.

Para Asens, la respuesta ante la crisis provocada por la guerra de Ucrania no es la «escalada militar» y que la alta inflación del país no se va a frenar «trayendo más destructores» a Rota, sino subiendo los salarios y reforzando el escudo social con más medidas, «no con más armas o más tanques».

En el seno del espacio confederal algunas fuentes señalan que esta medida les aboca a un debate profundo y les arrastra a tener que lidiar con una contradicción, dado que su posición política es opuesta a elevar la presencia militar estadounidense pero forman parte del grupo.

Es más, un dirigente de la confluencia admitía que su posición se decantaba por rechazar esta medida y reaccionar, evocando las diversas iniciativas impulsadas por Unidas Podemos en el Congreso y que los socialistas han tumbado, además de afear al PSOE su postura respecto a las muertes en la valla fronteriza en Melilla. No obstante, se remitía a la decisión que se adopte por parte del grupo parlamentario, que aún no está cerrada.

Ayer, el PSOE rechazó en el Pleno del Congreso la tramitación de otra proposición de ley propuesta por Unidas Podemos, en este caso orientada a regular un proceso voluntario de centros educativos en la red pública. Con ello, ya ha tumbado en lo que va de año hasta seis iniciativas legislativas firmadas o apoyadas por sus socios de coalición en el Ejecutivo.

ERC ya avanza su rechazo

A su vez, Esquerra Republicana (ERC), uno de los principales aliados presupuestarios del Gobierno de coalición, ya ha adelantado este miércoles su rechazo a ese acuerdo.

Compromís, otros de los socios habituales del Ejecutivo, también ha admitido, por boca de su diputado, Joan Baldoví, que no le gusta que la conclusión de la reunión entre los presidentes Joe Biden y Pedro Sánchez sea aumentar la presencia militar, aunque no adelanta su voto.

Además, el líder de Más País, Íñigo Errejón, no se muestra favorable a apoyar este pacto alcanzado entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, y ha recriminado que el Ejecutivo esté adoptando «un lenguaje bélico», que le aproxima al PP.

Sánchez contará con el apoyo del PP para que el acuerdo salga adelante

Las relaciones entre el presidente del Gobierno y el líder del PP no atraviesan su mejor momento. Pedro Sánchez llegó a acusar este miércoles al partido de Alberto Núñez Feijoo de no ser una formación «autónoma» sino una «terminal de intereses oscuros». Sin embargo, serán los populares quienes permitirán que el jefe del Ejecutivo cumpla el acuerdo suscrito el martes en el palacio de la Moncloa con el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, para reforzar la presencia militar de la primera potencia mundial en la base de Rota.

La posición de Unidas Podemos ha sido siempre frontalmente antimilitarista. El socio minoritario de la coalición de Gobierno ha aceptado mantener un perfil bajo durante los días que dure la cumbre de la OTAN, pero el presidente de su grupo parlamentario, Jaume Asens, no se resistió a dejar caer este miércoles que el acuerdo para aumentar de cuatro a seis el número de buques destructores en la base gaditana no es de su agrado y a insinuar que no contará con su apoyo cuando pase por el Congreso. Otros aliados parlamentarios del PSOE como ERC y Compromís también han anticipado ya su voto en contra.

Sánchez pidió, en una entrevista en la Ser, a los partidos situados a su izquierda que abran una «reflexión» sobre lo que significa hoy la OTAN, especialmente, tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia. «Debemos garantizar nuestra seguridad, nuestra defensa, hoy amenazada, y debemos aumentar nuestra capacidad de disuasión, que no de ataque, para que quienes la amenazan sepan que vamos a defender nuestro modo de vida», argumentó. Aun así, él mismo dio por hecho que será el PP el que le ayude a traducir a hechos sus palabras a Biden: «Puede contar con España como aliado sólido y amigo». «El PP sigue con la misma actitud negacionista, pero entiendo -reconoció tras el reproche- que en esta cuestión no habrá problema».

Los populares ya garantizaron este miércoles que estarán en el acuerdo. «El PP no fallará a los españoles», proclamó su secretaria general, Cuca Gamarra, que, no obstante, instó a Sánchez a «abandonar la soberbia».

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden (izquierda), junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (derecha).

Biden anuncia un refuerzo del despliegue militar de EE.UU. en Europa frente a la amenaza rusa

La Voz

Estados Unidos anunció este miércoles que reforzará su presencia militar en seis países europeos —Polonia, Rumanía, España, Italia, el Reino Unido y Alemania—, además de la región «báltica». La Casa Blanca informó en un comunicado de que «aumentará» los despliegues rotatorios, con blindados, aviación, defensa aérea y fuerzas de operaciones especiales, «para reforzar la seguridad en el Báltico».

Washington hizo este anuncio al comienzo de la cumbre de la OTAN en Madrid, donde participa el presidente estadounidense, Joe Biden, quien también dio algunos detalles a su llegada de esos refuerzos que mandará su país a Europa, en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

Seguir leyendo