Centroeuropa se queda sin suministro de petróleo ruso

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

BERNADETT SZABO | REUTERS

Las sanciones impuestas tras la invasión de Ucrania están dificultando los pagos

10 ago 2022 . Actualizado a las 09:54 h.

El oleoducto Druzhba transporta buena parte del petróleo ruso que consumen los países centroeuropeos. Dispone de dos ramales. El del norte atraviesa Polonia, hasta Alemania. El del sur, transcurre por Hungría, Eslovaquia y República Checa. En los últimos días, esa tubería se ha secado. El Druzhba ya no abastece de hidrocarburo a buena parte de Centroeuropa.  

Según confirmó este martes la petrolera húngara MOL, el oleoducto ha dejado de bombear crudo. Aunque el país magiar asegura tener reservas para semanas, el anuncio ha empujado el precio del petróleo al alza en el mercado, hasta rozar de nuevo la barrera de los 100 dólares el barril de brent. Algunos analistas creen que las estaciones de servicio podrían quedarse sin gasolina. Al tope impuesto por el Gobierno de Viktor Orbán a su precio se suma ahora la escasez.

¿Qué hay detrás de esta interrupción? Aunque los tres países quedaron al margen del embargo al petróleo ruso acordado por la Unión Europea (UE), alegando que tienen muchas dificultades para poder recibir combustible por vías alternativas, lo cierto es que el apagón tiene que ver con las sanciones aplicadas con anterioridad al embargo.