Los Veintisiete pactan ahorrar luz y reducir ingresos a las energéticas

La Voz BRUSELAS

ACTUALIDAD

YVES HERMAN | REUTERS

Los ministros de Energía aplazan la implantación de un tope al precio del gas por falta de acuerdo entre los países

30 sep 2022 . Actualizado a las 13:56 h.

Los gobiernos de la Unión Europea alcanzaron este viernes un acuerdo sobre las medidas de emergencia para abaratar las facturas de la luz que pasan por una reducción del consumo de electricidad, un tope a los ingresos de las renovables, la nuclear y el carbón, y un impuesto a las petroleras.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Los ministros de Energía de los Veintisiete lograron este pacto político apenas una hora después del comienzo de la reunión extraordinaria y aprobaron «sin cambios» el último borrador que había llegado a la mesa, en el que las delegaciones llevaban trabajando varias semanas, precisaron fuentes comunitarias.

«¡Acuerdo! Los ministros alcanzaron un acuerdo político sobre medidas para mitigar los elevados precios de la electricidad: una reducción obligatoria de la demanda, un tope a los ingresos de los productores inframarginales de electricidad y una contribución de solidaridad de las empresas de combustibles fósiles», anunció en Twitter República Checa, país que ostenta este semestre la presidencia de turno de la UE.

Según informa Efe, el acuerdo político fija una reducción de consumo de electricidad del 10 % respecto a la demanda habitual con una reducción obligatoria del 5 % en las horas pico donde el precio es más alto, pero con flexibilidad a los Estados miembros para que calculen esos tramos.

El reglamento, que se tramitará de manera oficial a lo largo de los próximos días y entrará en vigor a continuación, fija ese ahorro de electricidad entre el 1 de diciembre de 2022 y el 31 de marzo de 2023.

Se trata de la única medida de las tres pactadas que afecta directamente a España, pues en lo relativo al impuesto y al tope a las generación con tecnologías inframarginales (renovables, nuclear y lignito), los países que ya tengan o vayan a aprobar iniciativas similares podrán preservar sus propios diseños.

Impuesto a petroleras y gasistas

Con respecto a la «contribución de solidaridad» de la UE, gravará un 33 % de los beneficios extraordinarios de empresas petroleras, gasísticas y del sector de la refinería. Dichas ganancias quedan definidas como los beneficios que superen el 20 % de la media registrada en los últimos cuatro ejercicios.

La redacción final del texto concreta que este impuesto podrá gravar los beneficios extraordinarios tanto del 2022 como del 2023 después de que países como Suecia pidieran incluir el próximo año porque su legislación impide aprobar impuestos que graven ejercicios en curso.

A diferencia del europeo, la medida en trámite en España grava con un tipo del 1,2 % los ingresos anuales de las grandes empresas eléctricas, gasistas y petroleras.

Por otro lado, el tope a las tecnologías inframarginales dentro del mercado mayorista de la electricidad pactado en la UE se establece en 180 euros megavatio/hora (MWh), pero deja la puerta abierta a que los países lo sitúen por debajo (España lo tiene en 67 euros) o incluso por encima si alguna tecnología tiene unos costes de producción superiores.

Los ingresos que generan ambas medidas (el impuesto a las petroleras y el tope a los ingresos en las subastas de electricidad) serán destinados a desarrollar medidas de apoyo para los hogares y las empresas más afectados por la crisis energética.

Ribera, decepcionada

El acuerdo excluye, de momento, una de las principales medidas para contener los precios eléctricos, establecer un tope al gas, porque los países no consiguen ponerse de acuerdo. De hecho, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se mostró decepcionada porque la Comisión Europea se ha «quedado corta» con su propuesta de poner un límite de precio a las importaciones del gas de Rusia. «Este fue un debate que ya se suscitó a principios de septiembre y estamos muy decepcionados con la no propuesta que ha hecho la Comisión», señaló Ribera a su entrada al consejo de ministros de Energía de la UE, quien detalló que «es un tema sensible» y que Bruselas trata de encontrar un punto en el que todos los Estados miembro puedan responder positivamente.

«Desgraciadamente pensamos que los términos en los que la Comisión está haciendo las propuestas se quedan cortas con respecto a lo que Europa necesita», agregó la ministra sobre el documento de trabajo presentado esta semana por el Ejecutivo comunitario y en el que plantea establecer un precio máximo a las importaciones de gas de Moscú al mercado comunitario.

En este sentido, Ribera recordó que algunos Estados miembros consideran que ese «límite de compra de precio de gas debe aplicarse solamente al gas ruso» mientras que otros quince Estados miembro han firmado una carta pidiendo que esta medida se aplique «al conjunto de operaciones de gas que llega a la UE». En ese último grupo está España.

Ribera consideró «razonable» que no se «trate igual a los proveedores de gas por tubo que a los proveedores de gas natural licuado».

La ministra para la Transición Ecológica hizo hincapié en que es «importante trabajar en el cambio de referencia utilizada por los operadores europeos» de gas, ahora el TTF (Title Transfer Facility) holandés. «Si logramos cambiar esa referencia, si logramos que sea mucho mas ajustado a los costes reales de producción, lograremos inducir una reducción importante de los precios energéticos», añadió la ministra.

Francia defiende extender la excepción ibérica

La ministra francesa de Transición Energética, Agnès Pannier-Runacher, defendió en Bruselas ampliar al resto de la Unión Europea el mecanismo ibérico por el que España y Portugal pueden limitar el precio del gas que se utiliza para generación de electricidad y contener así los precios de la energía.

«Sé que hay reticencias sobre este mecanismo, pero hemos trabajado técnicamente. Podemos evitar que provoque un exceso de consumo de gas y sabemos que se puede poner en marcha muy rápidamente», declaró la ministra a su llegada a una reunión de ministros de Energía de la UE.

La inflación de la eurozona vuelve a batir récords y se sitúa en un 10 %

La Voz

La tasa de inflación interanual de la eurozona se ha situado este mes de septiembre en el 10 %, lo que marca un nuevo récord histórico y supone una aceleración de nueve décimas respecto a la registrada en agosto, según los datos preliminares publicados este viernes por Eurostat, la oficina comunitaria de estadística.

En septiembre se ha producido una subida generalizada de los precios, por lo que el incremento no es atribuible a una sola figura. Los precios de la energía, todavía los principales impulsores de la tasa, crecieron un 40,8 % en el noveno mes del año, frente al alza del 38,6 % observada en agosto.

Seguir leyendo