Incentivos y non cuotes pa les llingües oficiales na llei audiovisual, diz el PSOE

La Voz

AGORA

Netflix

El portavoz nel Congresu Héctor Gómez quier un marcu «que xenere oportunidaes y non barreres d'entrada»

22 nov 2021 . Actualizado a las 18:47 h.

El portavoz del PSOE nel Congresu, Héctor Gómez, esplicó esti llunes que siguen negociando con ERC el so apoyu a los Presupuestos y tamién la llei audiovisual que los independentistes yá punxeron como condición pa los sos votos, anque dexó nel aire la fixación de cuotes concretes de producción nes llingües cooficiales, como piden los republicanos. Pa los socialistes, el mecanismu afayadizu son los «incentivos», pa crear un marcu «que xenere oportunidaes y non barreres d'entrada».

«Ese ye'l nuestru espaciu de negociación, sicasí, vamos siguir, y tamos negociando y zarrando non yá con ERC sinón con otros grupos determinaos aspectos que consideramos agora mesmu prioritarios pa cuntar col apoyu mayor posible nestos Presupuestos de 2022», aseguró en rueda de prensa nel Congresu depués de la Xunta de Portavoces.

El 29 d'ochobre'l PSOE llogró qu'ERC nun rexistrara una enmienda a la totalidá a los PXE, ente otres coses, en cuenta de negociar colos independentistes fórmules nesa llei audiovisual futura «pa garantizar un porcentaxe de producción, doblaxe y subtitulación en llingües cooficiales», según el documentu que firmaron, al que tuvo accesu Europa Press.

Sicasí, esi mesmu vienres, mentes que'l portavoz d'ERC, Gabriel Rufián, faló de qu'eso significaba fixar una «cuota» a los productores, el dirixente socialista Felipe Sicilia evitó usar esi términu.

Cuasi un mes depués, y a puntu de producise les votaciones decisives de les cuentes públiques pa poder mandales al Senáu, Gómez reconoció que siguen negociando con ERC sobre esta cuestión --a pesar de que'l Gobiernu quería desvincular esti asuntu de los PXE--.

¿Habrá Netflix en asturiano la próxima legislatura?

Juan M. Arribas

En los titulares que han dado cuenta del acuerdo in extremis del Gobierno con PNV y ERC para sacar adelante los presupuestos, la idea de que se blinda un Netflix en catalán ha sido una de las más repetidas aunque en realidad se trata de una gran simplificación de los contenidos del pacto.

Lo cierto es que España ya fue urgida por Bruselas el pasado mes de mayo para para adaptar su legislación a la directiva comunitaria de servicios audiovisuales que obliga a las grandes plataformas, Netflix, Amazon Prime Video o HBO de reservar el 30% de sus catálogos a títulos de producción europea. En cada país la normativa se adapta a la situación de sus lenguas oficiales y la propuesta inicial del Ejecutivo de Pedro Sánchez pasaba por incluir en la ley que de ese 30% mínimo, la mitad fuera para «la lengua oficial del Estado o en alguna de las lenguas oficiales de las Comunidades Autónomas». Desde ERC interpretaban que esa redacción era demasiado ambigua y que, de hecho, dejaría abierta la puerta a que las plataformas fijaran esa cuota sólo para el castellano, de manera que pidieron cambiar el texto para que específicamente la mitad fuera para lenguas cooficiales, de momento el gallego, el euskera y el catalán.

Seguir leyendo