Redacción

El Congresu dixo «sí» a la investidura de Sánchez. 

El Congresu dixo «sí» a una nueva etapa progresista de la España que quier la ciudadanía.

El Congresu dixo «sí» a un executivu formáu por estremaos partidos políticos como na mayoría n’Europa. 

El Congresu dixo «sí» a un gobiernu llexítimu y progresista que vuelva la esperanza de meyora nes condiciones de vida de la xente.

El Congresu dixo «sí» a la derogación de la reforma llaboral, a la suba del IRPF a les rentes superiores a 130.000 euros, al impulsu de la tasa Tobin, a un nuevu estatutu de los trabayadores...

El Congresu dixo «sí» la derogación de los aspectos más dañibles de la reforma llaboral del PP, al caltenimientu de les pensiones acordies col IPC, a una suba d’impuestos a los contribuyentes más ricos, a una política activa de vivienda, al progresivu incrementu del salariu mínimu, al sofitu a la España rural, a derogar la llei mordaza, a priorizar la llei de cambéu climáticu y a propuestes en materia social, feminista, sanitaria… 

El Congresu dixo «sí» a la derogación de la LOMCE, una llei lesiva y segregadora, y a les sos consecuencies negatives.

El Congresu dixo «sí» a una nueva Llei Básica d’Educación que refuerze la formación en valores, a eliminar la segregación escolar por orixe, necesidaes educatives o sexu del alumnáu, a convertir la Relixón nuna asignatura voluntaria ensin efectos académicos.

El Congresu dixo «sí» a una nueva Llei Orgánica d’Universidaes que potencie la modernización, la capacidá pa retener talentu, l’accesu en condiciones d’igualdá, la estabilización del personal docente ya investigador, qu’asegurare la beca enantes de qu’escomience’l cursu, que reduza les tases a los niveles previos a la crisis...

El Congresu dixo «sí» a la esperanza, a la convicción de que la investidura tien sentíu, independientemente de cómo resulte. 

El Congresu dixo «non» al bloquéu políticu. 

El Congresu dixo «non» a la frustración, a la crispación, la confrontación y a l’atmófera apocalíptica.  

El Congresu dixo «non» al «tamayazo y matonismu» a les coacciones, difamaciones y presiones de les pintaes, los twits y mensaxes amenazantes ya insultantes. 

El Congresu dixo «non» a que los diputaos abandonen les sos cases por seguridá.

El Congresu dixo «non» al fascismu, al machismu, la homofobia, la xenofobia y a la criminalización del inmigrante. 

El Congresu dixo «non» a les presiones pa que votaren «non». 

Comentarios

Los sís y los nones del Congresu

Cola ayuda de