La tía de la reina denuncia una campaña ultracatólica contra el laicismo en Oviedo

La asociación Enraizados recoge firmas contra la supuesta creación de una oficina en el ayuntamiento para "prohibir" símbolos religiosos


Redacción

Este jueves, el ayuntamiento de Avilés aprobará en el pleno que el concejo se sume a la Red de Municipios laicos. Tras este trámite se habrán unido a esta iniciativa que pretende defender la aconfesionalidad de las administraciones locales y en la que ya están los consistorios de Gijón, Langreo, Mieres y Castrillón con lo que estará inserta en la red la mayor parte de la población asturiana. Está pendiente de sumarse también el concejo de Lena y, aún sin fecha, el de Oviedo. Pese a todo, y aunque aún no se ha adherido a esta iniciativa, la capital asturiana ha sido objeto de polémico por la supuesta creación de una oficina del laicismo en el seno de la corporación que se encargaría de, entre otras cosas, «prohibir» que los concejales juren su cargo ante la Biblia.

Es la denuncia que la asociación ultracatólica Enraizados promueve en una petición de firmas a través de la web change.org y que ha logrado 4.650 rúbricas para defenderse ante la intención, aseguran, del ayuntamiento de «acabar con la libertad religiosa». Henar Ortiz, la tía de la reina Letiza ha criticado esta iniciativa, que en su opinión «viola los derechos constitucionales», y anima a denunciarlo.

La recogida de firmas promovida por Enraizados alerta además de que el ayuntamiento ovetense «gobernado por un tripartito de PSOE, SOMOS e IU» ya ha llevado a cabo pasos en este sentido, como la retirada de la subvención nominativa para la Junta de Hermandades de la Semana Santa, la no participación de ediles en actos religiosos, la salida de las cofradías de un local cedido por el ayuntamiento y también «prohibir a los bomberos y la policía local escoltar los pasos durante la Semana Santa», lo cual no es cierto ya que sólo se reclamó que los bomberos no acompañaran el paso vestidos con sus uniformes reglamentarios, una petición que se saltaron utilizando prendas descatalogadas.

En todo caso, fuentes del Ayuntamiento de Oviedo ha señalado a La Voz de Asturias que no existe ningún proyecto para crear ninguna oficina «ni ningún dispositivo» encargado de velar por el respeto a la laicidad en el municipio. Esta propuesta surgió de una serie de medidas enviadas por la dirección federal del PSOE a su grupo municipal y que éste puso en conocimiento del resto de formaciones con las que comparte gobierno para su discusión. No está en los planes del Ayuntamiento de Oviedo crear ninguna oficina de control laicista.

Sí seguirá, según señalaron las mismas fuentes, la conducta mantenida desde el comienzo de la legislatura por parte del equipo de gobierno municipal de que sus miembros no participen «a título institucional, aunque sí personal quien lo desee, en actos religiosos». El alcalde Wenceslao López no acudió a la misa de Semana Santa, aunque sí al caldo con el que arzobispado agasaja cada año a la corporación pero, por primera vez en muchos años, ni se sufragó con fondos municipales ni tampoco se celebró en un edificio del ayuntamiento, sino en la catedral.

Pese a que no hay ningún proyecto de oficina laicista, el concejal de SOMOS Fernando Villacampa publicó un artículo titulado «Laicisimo sin estridencias» en el que se distanciaba de la propuesta socialista y en la que alababa la figura del Papa Francisco. Este posicionamiento ha sido criticado por el presidente de Asturias Laica, José Luis Iglesias, porque «los argumentos de clásicos de que es que ahora no toca y hay otras prioridades ya los hemos oído muchas veces». Iglesias destacó además que, frente a las afirmaciones de Villacampa para evitar herir la sensibilidad católica, «me pregunto dónde estaba esa sensibilidad ante la dictadura, el fascismo en España porque a diferencia de otros países no tuvo una oposición cristiana, esa sensibilidad estaba ausente».

El presidente de Asturias Laica también cargó contra la idealización del sumo pontífice porque «ese Papa tan bueno no existe, el empeño en tener otro Juan XXIII no existe, cuando Francisco habla de libertad religiosa se refiera a la objeción de conciencia para que médicos no puedan practicar abortos».

Comentarios

La tía de la reina denuncia una campaña ultracatólica contra el laicismo en Oviedo