La Guardia Civil identifica a 15 vecinos y ganaderos como autores de la grave oleada de incendios de diciembre

La Operación Cortafuegos consigue llevar a los tribunales a los supuestos responsables de los fuegos que devastaron más de 9.000 hectáreas en dos días

Incendio en diciembre
Incendio en diciembre

Redacción

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a 15 supuestos autores de la grave oleada de  incendios del mes de diciembre que devastaron más de 9.000 hectáreas en Asturias. En la mayoría de los casos los presuntos autores son vecinos y ganaderos de los concejos afectados, que utilizaron el fuego para la obtención de pastos. En el caso del incendio de Boal, la causa se pudo deber a un conflicto por la titularidad de un monte y el aprovechamiento maderero.

En la Operación Cortafuegos llevada a cabo entre los meses de febrero y marzo, la Guardia Civil logró esclarecer la autoría de incendios forestales en Torayo, Carriles y Villarmou (Tineo); Cuevas y Felechosa (Aller); Quejo (Las Regueras); y La Cuitada (Cangas del Narcea); que se corresponde supuestamente con vecinos de dichos lugares y ganaderos, que imprudentemente utilizaron el fuego para la obtención de pastos en la mayoría de los casos.

La patrulla del Seprona de Vegadeo centró los esfuerzos en esclarecer el incendio de Boal. Una vez concretada el área de incertidumbre y focos de inicio se pudo determinar la supuesta intencionalidad, derivada de conflicto por la titularidad de un monte y el aprovechamiento maderero.

En coordinación con la Fiscalía de Medio Ambiente del TSJA, el Seprona de la Guardia Civil de Oviedo instruyó diligencias policiales con la investigación, sin detención, de los supuestos responsables de incendios forestales en Las Carangas (Santo Adriano); Parteayer (Morcín); Miravalles y Combo (Cangas del Narcea); y Fuxou (Yermes y Tameza).

La oleada de incendios sufridos el fin de semana de los días 19 y 20 de diciembre del año pasado, que se propagaron favorecidos por las altas temperaturas y fuertes vientos afectó a 9.100 hectáreas de monte y arbolado en la parte centro y occidental de Asturas.

En una primera fase de la Operación Cortafuegos, cuando aún no se habían extinguido la mayoría de estos incendios, se crearon equipos de investigación multidisciplinares compuestos por efectivos del Seprona y de otras unidades de la Comandancia de Oviedo como Policía Judicial y Seguridad Ciudadana, al objeto de determinar las causas de los incendios forestales y establecer las correspondientes líneas de investigación.

La Guardia Civil también contó con el apoyo de la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (UCOMA), de la Jefatura del Seprona de la Guardia Civil con sede en Madrid, que acometieron la investigación de causas del incendio de Boal que llegó hasta la costa y que afectó en torno a 2.454 hectáreas, y que dio lugar a la evacuación de personas en El Franco.

Finalizada la denominada Operación Cortafuegos, en los meses de abril, mayo y junio el Seprona de la Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo, continuó con la investigación de otros incendios del pasado mes de diciembre e incluso de meses previos del año 2015, que habían sido objeto de informes técnicos de causas por las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales.

Paralelamente y desde el pasado día 01 de junio y hasta el próximo día 30 de septiembre, la Guardia Civil ha puesto en marcha una orden de servicios específica para la prevención y actuación en incendios forestales, que se corresponde como en años anteriores con la campaña de verano, intensificándose los servicios de las diferentes Unidades del Cuerpo para la prevención, actuación en su caso y posterior investigación de los incendios forestales.

Comentarios

La Guardia Civil identifica a 15 vecinos y ganaderos como autores de la grave oleada de incendios de diciembre