El Simpa confirma el maquillaje de las listas de espera y denuncia la actitud represiva de Sanidad

El Sindicato Médico defiende la «valentía» de los facultativos que han declarado en la comisión de investigación de la Junta. Reclama una auditoría externa


Oviedo

El Sindicato Médico (Simpa) defiende «la valentía» de los profesionales que han denunciado en la Junta General la manipulación de la listas de espera sanitaria frente a la «reacción represiva» de la Consejería de Sanidad, que ha anunciado que investigará los departamentos de estos facultativos. El Simpa se suma a sus declaraciones y denuncia que las bolsas de pacientes atrapados por las demoras no se corresponden con la realidad, porque están minusvaloradas, y reclama al Gobierno del Principado que, en lugar de castigar a los que hablan, encargue una auditoría externa para conocer la situación de cada departamento. Para sostener estas declaraciones, pone algún ejemplo concreto. El sindicato señala que en Traumatología en el HUCA hay 1.200 enfermos pendientes de una intervención, de esos 350 están en una bolsa llamada estructural, porque no han aceptado ser derivados a otro hospital. Esta es una de las técnicas «alegales» que se han explicado en el Parlamento asturiano.

La comisión de investigación sobre las listas de espera en la Junta General comenzó a funcionar hace más de un mes, pero la caja de los truenos la abrió esta semana un médico del servicio de Digestivo del Hospital de Cabueñes, Cristobal de la Coba. De la Coba habló del «maquillaje» de esas listas. 24 horas después, el adjunto de la sección neurología del Hospital San Agustín de Avilés, José Antonio Vidal Sánchez, se refería a las mismas prácticas y las denominaba «ingeniería». El Servicio de Salud (Sespa) reaccionó de inmediato y anunció la apertura de una investigación al servicio de Digestivo de Cabueñes. El PSOE aseguró que las acusaciones eran muy graves y que tenía pensado remitir los testimonios a la Fiscalía para que abriese una causa. Podemos, que preside esta comisión, cree que las declaraciones de los facultativos confirman que se están produciendo irregularidades. El PP, por su parte, critica la persecución de los médicos realizada por Sanidad. Al interminable listado de reacciones, se suma ahora el Simpa.

La sección de Atención Especializada del Sindicato Médico reclama, en primer lugar, que la comisión de investigación dé amparo a los comparecientes frente a la Consejería de Sanidad. También solicita que recoja más quejas y denuncias, de forma confidencial, para profundizar en el análisis de la realidad de la sanidad asturiana. Señala que las listas de espera «son susceptibles de, según cómo se elaboren, no refleja la realidad que perciben los pacientes». Además del ejemplo de Traumatología, cita alguno más. En Cirugía General, afirma que hay 1.000 asturianos esperando a entrar en quirófano, de esos 29 no aceptaron una derivación, están en la bolsa estructural y no computan en la lista de espera. Otro caso más. En Cirugía Bariátrica, el cirujano pide estudios previos como la colonoscopia que tienen una demora de más de un año. Así que completar las pruebas lleva, de media, tres años. Sin embargo, no entran en lista de espera hasta que no han terminado todo el proceso. Asegura que hay 300 pacientes atrapados en este periplo.

Con esta realidad, el Simpa solicita a la Administración asturiana que abandone «su actitud intimidatoria y de aviso para navegantes» que ha adoptado con los médicos y que «busque soluciones». El primer paso sería esa auditoría externa, independiente y transparente sobre los hospitales, «que aclara definitivamente cómo se elaboran las listas».

Comentarios

El Simpa confirma el maquillaje de las listas de espera y denuncia la actitud represiva de Sanidad