Denuncian a doce cotos por contratar menos guardas de caza de lo exigido por el Principado

La asociación de vigilantes de seguridad señala que en esas reservas necesitan, al menos, 29 profesionales más en plantilla

Una cuadrilla de cazadores
Una cuadrilla de cazadores

Redacción

La Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (Avispa) ha interpuesto una denuncia ante la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales contra doce sociedades y agrupaciones de cazadores por incumplimiento del pliego de condiciones de adjudicación de sus respectivos cotos regionales de caza y contratar menos guardas de los que obliga la ley, en concreto, al menos, uno por cada 8.000 hectáreas.. Avispa indica que estas sociedades no están acatando la legislación, «lo que puede implicar la suspensión de la actividad cinegética, la caducidad de la concesión e, incluso, la anulación de los permisos regionales que les pueden corresponder en las reservas regionales de caza».

Las sociedades de cazadores denunciadas son: la sociedad de cazadores de Navia, El tejón (Pesoz), la de Carreño, Vanatoria (Tineo), El Halcón (Boal), la de Grado, El Narcea (Cangas de Narcea), El Rebecu (Aller), El Viso (salas) y la de Monte Cayón (Piloña). Asimismo, también han sido denunciadas la agrupación deportiva de cazadores de Ibias y la sociedad de caza y pesca Santalla (Santa Eulalia de Oscos).

Avispa ha realizado un detallado informa, reserva a reserva. Así, hay detectado que hay algunas sociedad que no tienen ni a un solo guarda en plantilla. La situación es grave en todas las reservas pero especialmente aquellas que abarcan un gran territorio y que tendrían que tener, como mínimo, a seis, como es el caso de El Rebeco, en Aller, o El Narcea, en Cangas. Otros, como La Venatoria, de Tineo, cuentan con menos de la mitad de lo exigido (tres de ocho). Del mismo modo, han encontrado situaciones como rocambolescas, como que el guarda de Carreño trabaja de cajero en una gran superficie comercial de lunes a sábado.  La asociación ha reclamado a la consejería que investigue todos estos casos y que tramite las correspondientes sanciones.

El portavoz de Avispa, Jorge Cuesta, recuerda que la ley obliga a que los profesionales que trabajan en los cotos trabajen todo el año y no de forma intermitente, solo en temporada, ya que también son los encargados de gestionar permisos y atender la oficina. También reclama que su jornada sea completa y no parcial, tal y como hacen en algunas zona. Ese es el caso de Navia o El Tejón, de Pesoz. Esta es una de las quejas que el colectivo mantiene desde hace meses y que, a su juicio, contribuye a la proliferación del furtivismo

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Denuncian a doce cotos por contratar menos guardas de caza de lo exigido por el Principado