Asturias suspende la gestión de Ana Pastor al frente de Fomento

La nueva presidenta del Congreso deja en el Principado un rastro de obras inacabadas o ralentizadas


Redacción

La nueva presidenta del Congreso, Ana Pastor, deja en Asturias un rastro de obras inacabadas o ralentizadas y las críticas desde los partidos de la oposición o de sus propios compañeros de coalición en el Principado: Foro.  La llegada de la alta velocidad a Asturias, prometida hasta la saciedad para finales de 2015, la Autovía Oviedo-La Espina, el Plan de Vías en Gijón o el bloqueo de Fomento al desarrollo de El Musel son las principales asignaturas pendientes del paso de Pastor por el ministerio. A su favor: la finalización de la Transcantábrica, la A-8, tras 25 años de obras.

El último semestre de 2015 retrató a Ana Pastor. Con la proximidad de las elecciones, la ahora presidenta del Congreso prometió en dos ocasiones en julio, otra en octubre y una cuarta en noviembre, que la Variante de Pajares estaría en funcionamiento (al menos parcialmente) a finales de ese año. «La inauguración de la Variante es inminente», dijo entonces. La realidad fue otra. Las inundaciones reincidentes y ahora los argayos, con los consiguientes sobrecostes que exigen las constructoras, están retrasando la obra, que no tiene fecha de finalización en el horizonte. Los trabajos para solucionar los desprendimientos exigen extraer 200.000 metros cúbicos de material para poder estabilizar la ladera.

Pero el PSOE añade otra razón más poderosa, la sequía presupuestaria. «Para el PP, Asturias no es una prioridad», argumenta el diputado Antonio Trevín. «Pastor siempre tuvo la excusa perfecta», denuncia el parlamentario socialista. El PSOE teme que la obra podría demorarse hasta 2018 y pide un plan detallado con fechas y un compromiso firme de la finalización de las obras, una patata caliente para el futuro Gobierno.

El diputado por Podemos, Segundo González, ha asegurado que la exministra de Fomento «lleva mucho tiempo engañando» a los asturianos con los plazos de finalización de infraestructuras básicas». El parlamentario ha echado en cara a Pastor el hecho de que en la pasada legislatura rechazase «hasta en once veces, en cuatro meses, comparecer ante la Cámara para rendir cuentas sobre temas fundamentales para Asturias». González recordó que aunque el Presupuesto del Estado de 2016 recoge una partida de 28 millones para completar los tramos de la autovía de La Espina, hasta ahora solo se está construyendo el tramo Doriga-Salas.

Desde Gijón también han arreciado las críticas. El portavoz del gobierno municipal de Gijón, Fernando Couto, ha calificado de «suspenso» la gestión de Ana Pastor. Couto, que ha reconocido que las relaciones han sido «cordiales», ha lamentado que Pastor no ha desarrollado en Asturias «lo que había comprometido» y los resultados de algunos de los principales proyectos, como la Variante de Pajares, son «insuficientes».

Respecto al Plan de Vías de Gijón, ha dicho que han sido varios años «de bloqueo» y «gestiones lentas» por parte de Fomento, que fía la puesta en marcha de la integración ferroviaria de la ciudad al beneficio que se obtenga por las plusvalías de los terrenos liberados de las vías. En este punto, ha señalado que el Ayuntamiento esperará que el nuevo Gobierno de España dé un impulso al proyecto ferroviario. Por otro lado, ha manifestado que el objetivo de la unión electoral de Foro con el PP es que los principales asuntos que atañen a la región «se desatasquen». «Un voto de un diputado ahora vale mucho en Madrid», ha dicho sobre Isidro Martínez Oblanca, el representante que tiene Foro en el Congreso.

La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, también se ha caracterizado por ser muy crítica con la gestión de la exministra. Moriyón ha denunciado el veto de Fomento sobre actuaciones que competen a la Autoridad Portuaria y «afectan a intereses sensibles de Gijón». La alcaldesa incide en el veto a la construcción de un hotel de cinco estrellas de la cadena NH en el edificio de la Autoridad Portuaria. «El ministerio tiene dos varas para medir: en ciudades como Málaga, son positivos los hoteles portuarios, mientras que en Gijón se vetan». También critica que Fomento se niegue a rescatar la rula por negarse a enajenar una maquinaria valorada en 375.000 euros. Y ha exigido para el Puerto de Gijón unas condiciones de financiación semejantes a las concedidas al puerto de La Coruña. «No se entiende que Puertos del Estado se niegue a una refinanciación de la deuda que supone un ahorro en intereses. Cabe preguntarse qué objetivos busca Puertos del Estado en Gijón, ya que su postura socava las bases económicas sobre las que se asienta la actividad de El Musel», ha afirmado Moriyón.

Comentarios

Asturias suspende la gestión de Ana Pastor al frente de Fomento