Polémica por la futura ubicación de la biblioteca de Gustavo Bueno

Los herederos barajan la posibilidad de trasladar los libros del fallecido a la casa familiar de La Rioja. El Principado considera que debería quedarse en Asturias


Redacción

La biblioteca de Gustavo Bueno, la cual se encuentra en la sede de su fundación en el chalé que ocupa el número 31 de la avenida de Galicia y repartida entre sus casas de Oviedo y Llanes, podría ser trasladada a La Rioja, según baraja la familia tras la muerte del filósofo. Su destino sería la calle Mayor de Santo Domingo de la Calzada, donde se localiza la casa familiar de los Bueno. Sus hijos han comunicado la intención de la familia de que sea trasladada allí, aunque en estos momentos no hay nada definitivo. Esta medida no es compartida por el Gobierno del Principado. Fuentes de la Consejería de Educación y de Cultura han explicado que su legado está «inexorablemente vinculado a Oviedo y a su Universidad», pero reconocen que la decisión final corresponde a sus herederos.

Las diferencias entre los Bueno y el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Oviedo se remontan a hace un año y no eran ningún secreto. La decisión de la Fundación Municipal de Cultura de retirar las subvenciones directas que recibían algunos colectivos o entidades, entre otras la Fundación Gustavo Bueno, está en el origen de ese distanciamiento y es probable que tenga que ver con la intención de trasladar los fondos a la localidad riojana. También se barajó la posibilidad de la retirada del edificio de la sede, el antiguo Sanatorio Miñor, cedido en 1988 por el ayuntamiento durante 50 años y que actualmente resguarda más de 5.000 volúmenes. La Consejería de Cultura considera que la biblioteca del filósofo es un «patrimonio extraordinario que debería quedarse en Asturias», recordando que existe una fundación que lleva su nombre y tiene su sede en Oviedo. 

Valora este artículo

1 votos

Polémica por la futura ubicación de la biblioteca de Gustavo Bueno