Llamazares: «Podemos elige ser actor de reparto cuando podría ser protagonista»

El portavoz de IU advierte de que la condición de presentar un anteproyecto de presupuestos para negociar limita las opciones a «mover partidas entre consejerías»


Redacción

La negativa de Podemos a sumarse a una negociación tripartita (junto a PSOE e IU)  en materia fiscal que sirva como base para una negociación presupuestaria sitúa a los grupos de nuevo en la casilla de salida, al menos así lo ve el portavoz parlamentario de IU en la Junta General, Gaspar Llamazares, quien consideró que los morados se estancan «en la lógica del todo o nada». La mesa tripartita era una propuesta de IU que se lanzó no sólo para servir de motor para un acuerdo presupuestario sino, más ambiciosamente desde el punto de vista de la coalición, para asegurar una mayoría de izquierda en lo que resta de legislatura.

Sin embargo, el diputado de Podemos Enrique López consideró este jueves que primero el Ejecutivo debería presentar un anteproyecto de las cuentas autonómicas, un documento sin el cual no estaban dispuestos a sentarse a negociar. «El Gobierno nunca cumplió la ley a la hora de presentar el anteproyecto de presupuestos y este año tiene que hacerlo. Es lo malo de las sinergias, con tantas décadas te acabas pensando que el cortijo es tuyo» señaló Lopez quien insistió en que «no hay negociación posible si no hay un documento sobre la mesa».

Llamazares destacó que no podía comprender «esa cerrazón» dado que, en el caso de presentarse un anteproyecto de presupuestos la capacidad de los grupos de negociar sus partidas mengua considerablemente. «No se puede modificar la cantidad global, y sólo se pueden trasladar partidas entre consejerías, en ese caso ya no eres un actor ni secundario, sino de reparto. Y yo creo que Podemos tiene los diputados para ser actor protagonista, del presupuesto y de la legislatura, pero hay que tener voluntad de serlo».

Estrategia estéril

El portavoz de IU consideró que que, con este posicionamiento, los morados «mantienen la estrategia bastante testimonial y estéril» de la pasada negociación y señaló que la reclamación de exigir un anteproyecto para sentarse a negociar «cierra más puertas de las que abre». El año pasado la negociación de los presupuestos, apurada hasta el final del año coincidió con la convocatoria de las elecciones general del 20 de diciembre, algo que despertó las suspicacias de varios grupos y, en particular, del presidente asturiano Javier Fernández, quien lamentó que la campaña intoxicara la negociación de las cuentas. De hecho, el portavoz de Podemos en el parlamento asturiano, Emilio León, llegó a decir que anunciarían su posición respecto al proyecto (presentado entonces por PSOE e IU) antes de que abrieran las urnas, pero no fue así. El día 21, los morados anunciaron (en los minutos finales del plazo legal ante el registro) la presentación de una enmienda a la totalidad a los presupuestos, el gobierno asturiano los retiró y llegó la prórroga.

En este sentido, Llamazares indicó que la «estrategia de sustitución del PSOE» llevada a cabo, a su juicio, por Podemos en Asturias «no contribuye a un cambio de izquierdas sino a una involución, al continuismo o a la llegada de PP y Foro». Así, destacó que, frente a un gobierno en minoría y «en precario», el papel del parlamento puede ser «influyente». En todo caso apuntó en que, en su opinión, en Podemos Asturies «no se ha abierto aún el debate de si quieren una legislatura de prórroga permanente o de cambio» y emplazó a la formación a decidirse.

«Nosotros ya hemos dicho cuál es nuestra disposición, la de buscar un modelo a tres partes respetando cada uno lo que es --indicó Llamazares en relación a los llamamientos reiterados de su grupo a buscar un acuerdo amplio entre las tres formaciones para toda la legislatura--, pero tengo la impresión de que no les convencemos».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Llamazares: «Podemos elige ser actor de reparto cuando podría ser protagonista»