Podemos endurece las críticas contra Javier Fernández

Ripa afirma que se comporta como «el presidente de una comunidad de vecinos» y sostiene que la FSA está podrida por la «corrupción masiva»


Gijón

La negociación de los presupuestos regionales del año 2017 se muestra tan procelosa como la de los pactos de gobierno a nivel nacional, al menos a tenor de las duras palabras que Daniel Ripa, secretario general de Podemos Asturies, dedica al PSOE asturiano, del que dijo que «si lo que quiere es escribir el último día en una servilleta de papel cuáles son sus propuestas presupuestarias para Asturias», a Podemos no le «temblará el pulso» a la hora de negarse a apoyarles, si bien se mostró abierto al diálogo «con todo el mundo».

En la celebración de Podemos del Día de Asturias en el tendayu del gijonés Muséu del Pueblu d’Asturies, Ripa afeó al presidente Javier Fernández que «se comporta como el presidente de una comunidad de vecinos o una gestora y sólo alza la voz para pedir un gobierno de Rajoy», y a una FSA podrida por la «corrupción masiva» que «sólo les interesa el AVE para ir más rápido a Madrid a vender la soberanía nacional a Merkel» y que «la generación Villa estaba acostumbrada a arreglar los problemas con una gran chequera, pero esa gran chequera ya no funciona, igual que no funciona enviar la policía la semana pasada contra los mineros que se encerraron en el parlamento asturiano. Porque ahora Podemos Asturies, el más fuerte del Estado, le mira a los ojos al PSOE y le dice que cambiar todo para que no cambie nada ya no vale». A su juicio, el socialismo asturiano es incapaz de asumir el liderazgo de un proyecto que afronte «los retos de un territorio que lidera la tasa de envejecimiento de la población y de baja natalidad de Europa, cuyos jóvenes emigran en masa forzosamente y en el que cuatro de cada diez familias tienen que renunciar a las herencias de sus parientes porque no pueden pagarlas».

El programa de actividades, charlas y stands  de la celebración podemista en el museo etnográfico gijonés incluye este año la presencia de tres primeros espadas del Podemos nacional: Carolina Bescansa, Xavier Domènech y Nagua Alba, secretaria general de Podemos Euskadi y diputada, cuya visita ha sido fugaz por deber encontrarse en Vitoria al final del día para dar el pistoletazo de salida a los comicios autonómicos vascos.

Domènech elogió Asturias como «una referencia absolutamente clara para las clases populares catalanas como esa lumbre siempre encendida», lumbre que Domènech espera «reavivar para buscar el cambio en estos momentos de bloqueo político en el que el bipartidismo se muestra absolutamente incapaz de generar una mayoría para un nuevo gobierno». Alba, por su parte, alabó el «ejemplo» que para los podemistas vascos representa el Podemos asturiano, que a su juicio «ha demostrado cómo desde un parlamento se pueden priorizar las necesidades de la ciudadanía y darles solución» y es un modelo de «lucha contra la corrupción».

Comentarios

Podemos endurece las críticas contra Javier Fernández