El grupo parlamentario socialista quiere evitar las elecciones

Trevín defiende la abstención mientras que Adriana Lastra, que muestra su nuevo escaño en Twitter, dice que debe votar la militancia

.
Agencias
Redacción

Una amplia mayoría del grupo parlamentario socialista en el Congreso se mostró partidaria en el encuentro celebrado esta mañana antes del pleno de buscar una salida «que evite las nuevas elecciones», es decir, han sido más los diputados que han apostado porque el partido cambie el sentido de su voto en una investidura de Rajoy desde el No a la abstención. son muchos, hasta 25 los diputados que tomaron la palabra en la primera cita del grupo parlamentario con el presidente de la gestora del PSOE, el asturiano Javier Fernández, y de los que intervinieron, la práctica totalidad lo hizo para apostar por evitar la vuelta a los comicios.

De entre los diputados asturianos, que son dos, la división era del 50%. Antonio Trevín, expresidente del Principado y exalcalde de Llanes, apostaba a la entrada de la reunión por tratar de mostrar una imagen de reencuentro y reclamaba a los sanchistas que piensen que «el grupo en este mes es uno de los principales elementos que tiene el PSOE para recuperarse»  de manera que pidió «un esfuerzo a todos», igual que ha hecho la expresidenta del PSOE, Micaela Navarro, una de las diecisiete miembros de la ejecutiva que dimitieron el pasado miércoles. Trevin incidió en que el PSOE tiene que decidir entre «ir a terceras elecciones o posibilitar un gobierno presidido por quien tiene mayor número de votos y el grupo parlamentario mayor» y opinó que tal decisión tiene que basarse «primero, en lo mejor para el país y segundo, en la necesidad que tiene el PSOE de recuperarse».

Diametralmente opuesto era el punto de vista de la cabeza de lista de la candidatura del PSOE por Asturias, la diputada Adriana Lastra que formó parte de la dirección de Pedro Sánchez como secretaria de Política Municipal. «Si al final lo que pretenden algunos es ir a una abstención, tendría que ser ratificado por la militancia». Lastra, al igual que Sánchez, cambió en este pleno su ubicación dentro de la bancada socialista, lejos ya de la primera fila. Una mudanza que publicó a través de su cuenta en la red social de Twitter:

La cuestión planteada por Adriana Lastra sobre que un cambio de posición del grupo de este calado debería ser sometido a la militancia directamente ya fue avanzado en la entrevista realizada en este periódico el pasado viernes y de hecho fue casus belli en el conflicto desatado horas después en el comité federal del sábado que terminó con la dimisión de Pedro Sánchez. Lo cierto es que el presidente de la gestora no se ha negado a que tal decisión pueda resolverse con una consulta directa a la militancia, eso sí, dejó caer que esa no era su opción predilecta y, en todo caso, señaló que un voto en referéndum interno debería ser aprobado por el próximo comité federal que se reunirá a finales de este mes, en la semana del día 15 o el 22. La decisión sobre abstenerse o no aún no se ha tomado, pero directa o indirectamente deberá tomarse en ese cónclave, reunido el comité federal y esta es la razón por la que por la mañana Javier Fernández habló de «podemización del PSOE».

A su juicio, la legitimidad del comité federal, de los órganos de dirección del partido, de la «representación» es tan alta o más que la del voto directo. Una solución además que, en su opinión, no es la que de la «cultura de partido» del PSOE y que sí ve en quienes «convierten la indignación en política». «Es evidente que las bases tienen que tomar la palabra y decidir en el momento clave que es en los congresos. Pero quienes hemos sido elegidos tenemos que tomar decisiones, no podemos remitir nuestra responsabilidad cuando llegue permanentemente a las bases», señaló Fernández quien en todo momento aseguró que el candidato y secretario general del partido se eligirán mediante un proceso de primarias, la cuestión en cuándo. A esa pregunta, con distintas variantes, el sector crítico responde que después de que se forme gobierno en el Estado.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El grupo parlamentario socialista quiere evitar las elecciones