Radiólogos del HUCA alertan de que el exceso de pruebas innecesarias colapsa el servicio

Efe REDACCIÓN

ASTURIAS

PACO RODRÍGUEZ

El jefe del departamento pide una reorganización del sistema para evitar esperas de hasta un año, como sucede en las resonancias para problemas lumbares

05 oct 2016 . Actualizado a las 17:44 h.

El jefe de servicio de Radiología HUCA, Faustino García Arias, ha urgido la concepción de un protocolo en la sanidad pública asturiana para reorganizar el sistema de petición de pruebas radiodiagnósticas para evitar las solicitudes «innecesarias» que aumentan las listas de espera en la región. García Arias, que ha intervenido en la comisión parlamentaria de investigación sobre las listas de espera, ha señalado que en muchos casos los médicos de Atención Primaria y los especialistas solicitan «muchas más pruebas de las necesarias», en muchos casos por «la presión a la que son sometidos por sus pacientes».

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

En relación a este protocolo de actuación, que presentó hace un año cuando realizó el plan de gestión de su departamento, ha indicado que sería pertinente que los médicos pudieran trabajar en una aplicación informática «fácil de usar» en la que se les indique la idoneidad de su petición, ya que, a veces, no se corresponde con la patología presentada por el usuario, ha indicado. Ha precisado que la aplicación no aceptaría la petición del medico para el servicio radiología si esta prueba no es la indicada para la patología que presenta el paciente, aunque ha indicado que se debería dejar la posibilidad de saltar este sistema en casos determinados. «Estamos vendidos los radiólogos en cuanto a las lista de espera», ha subrayado el jefe de este servicio, que ha indicado que hay una demora de dos meses para las pruebas de escáneres mientras que para las resonancia el tiempo es mayor, de un año en los casos de problemas lumbares que no sean preferentes.

Ha valorado que la administración asturiana derive pacientes a centros concertados cuando «las maquinas de radiología del HUCA no dan abasto» y que haya comenzado la cooperación en la realización de las pruebas diagnósticas dentro de la red de hospitales públicos. Ha señalado que la eventualidad entre la plantilla del servicio alcanza un 30 por ciento, ya que de los 45 médicos 16 son interinos y dos eventuales.