El Congreso fuerza a Sanidad a realizar centenares de contrataciones en Asturias

Susana D. Machargo REDACCIÓN

ASTURIAS

Una enmienda obliga a reducir la tasa de temporalidad en la sanidad al 10%. Los sindicatos consideran prioritario dar una salida a los eventuales

08 oct 2016 . Actualizado a las 10:28 h.

El Congreso de los Diputados exige a Sanidad reducir la tasa de temporalidad hasta el 10% de la plantilla en una legislatura, es decir, en el plazo de cuatro años. Así se ha aprobado en una enmienda en la Comisión de Empleo, con el apoyo de Ciudadanos, PSOE, Unidos Podemos, PNV y Grupo Mixto. Esta decisión, en Asturias, se traduce en la obligación de convocar una oferta pública de empleo con miles de contratos. La compleja estructura orgánica del Servicio de Salud del Principado (Sespa) hace imposible conocer el número de trabajadores sin plaza fija que sostienen hospitales y centros de salud, a los interinos se unen los eventuales y también los falsos eventuales que ocupan plaza de interinos. En definitiva, un entramado difícil de desenmarañar y de cuantificar.

Los sindicatos tratan de poner ejemplos del volumen del problema mientras denuncian que la Administración oculta las cifras completas. De los 1.938 facultativos especialistas que trabajan en el Principado, 444 ocupan vacantes de interinos. Esto representa el 23% del total. Esas son cifras oficiales que maneja también el Sindicato Médico (Simpa). Pero a esos datos habría que añadir los eventuales, una estadística que el Sespa no ofrece. Con todas las cautelas del mundo, José Antonio Vidal, del Simpa, estima que podría haber alrededor de otros 250 más. Margot Marqués, responsables del Satse, el sindicato mayoritario entre el personal de enfermería, pone más ejemplos en la misma línea. De los 1.600 enfermeros que trabajan en el área sanitaria IV, con cabecera en Oviedo, 300 son con una interinidad. El 19%. A esa cifra habría que suma todos esos eventuales.

¿Qué son eventuales y qué interinos en sanidad? Los interinos son los que ocupan una plaza de la plantilla orgánica que no tiene dueño, bien por jubilación, fallecimiento o por otras circunstancias. Los eventuales ni siquiera existen en plantilla. Son plazas que se crean por necesidades puntuales del servicio, por ejemplo, por un plan especial para aligerar listas de espera. El problema es que esos contratos, en teoría, puntuales se eternizan y hay profesionales sanitarios que llevan años encadenando contrataciones de tres meses, seis meses o un año. Esa concatenación de contratos ha sido la que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha denunciado en un auto y la que sustenta la decisión de la Comisión de Empleo del Congreso de reducir la tasa de temporalidad.