La abstención socialista abre la brecha de la izquierda en el parlamento asturiano

Llamazares acusa a la FSA de romper «los pilares» del acuerdo de investidura mientras Lastra afirma que se cumple «satisfactoriamente»


Redacción

La decisión de facilitar la investidura de Rajoy mediante una abstención tomada en el comité federal del PSOE celebrado este domingo sobrevolaba los debates de la reunión de la Junta de Portavoces del parlamento asturiano mantenida este lunes por las repercusiones que el nuevo posicionamiento socialista pudiera tener en el ámbito político autonómico. Por el momento tendrá una evidente y es que la sesión plenaria semanal se limitará al jueves y no habrá preguntas al presidente. Salvo Podemos e IU, el resto de grupos dio por buena la solicitud del PSOE que requirió esta reducción por los «compromisos» del presidente Javier Fernández y algunos diputados asturianos en los encuentros, en el ámbito institucional y en el Estado para la puesta en marcha de la sesión de investidura del Congreso. Pero el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, señaló además que esta abstención supondrá que su grupo pase de «una colaboración a una oposición exigente» y que el pacto de investidura firmado con los socialistas quede, si no roto, en suspenso.

Ruptura de «los pilares» del pacto de investidura

Llamazares destacó que es la dirección de Izquierda de Unida de Asturias la que debe decidir sobre el futuro del acuerdo pero, en todo caso, señaló que «el que rompe con los pilares del pacto es la FSA» dado que, a su juicio, una de las cuestiones cruciales de ese acuerdo era «la oposición del gobierno asturiano frente a políticas del PP en materia de infraestructuras o minería» y ahora tendrán continuidad al renovar Rajoy su mandato. Advirtió eso sí, que su grupo parlamentario «no se sumará a la bronca ni a la crispación, ni seremos punta de lanza de ninguna alternativa con el PP» en referencia a una posible moción de censura. Respecto a las negociaciones abiertas en materia fiscal y para la elaboración de los presupuestos autonómicos, Llamazares, indicó que IU tiene la voluntad de «llegar a acuerdos puntuales» e insistió la necesidad de «mejorar los ingresos» con «progresividad» y «luchando contra el fraude» pero negándose en redondo a una reducción de tributos que pudiera afectar a la financiación de los servicios públicos.

Pese a todo, el portavoz socialista Fernando Lastra señaló que, en su opinión, carecía de «lógica» ligar la decisión del PSOE en el ámbito federal «de desbloquear la la legislatura» con las negociaciones celebradas en Asturias sobre fiscalidad y presupuestos. Y también resaltó que que el pacto con IU se cumple «de manera precisa». «El PSOE sigue siendo igual la semana pasada que esta, los acuerdos de investidura siguen vigentes y su cumplimiento es satisfactorio», señaló Lastra quien, respecto a la votación en el Congreso, se mostró seguro de que su grupo mantendrá la disciplina de voto «por coherencia y respeto a los procedimientos democráticos».  

Pacto a cambio de impuesto de sucesiones

Un impuesto de competencia autonómica, el de sucesiones, es el único punto sobre el que el PP mantiene su oferta de pacto a los socialistas para apoyar los presupuestos asturianos. Mercedes Fernández reiteró su petición de que reducir drásticamente o suprimir este impuesto por «el clamor de su injusticia», aunque reconoció que desde el PSOE asturiano «no se han dirigido a nosotros en ninguna ocasión». La presidenta del PP asturiano saludó que el PSOE «haya construido un nuevo discurso» que permita la investidura de Rajoy e indicó que, si bien en su opinión, la política asturiana y nacional «son dos planos diferentes» su grupo «siempre ha defendido que Asturias se beneficiaría de un gobierno estable» en el Estado. Mercedes Fernández recordó que pactó los presupuestos de 2015 con los socialistas y que «desde entonces estamos en disposición de llegar a acuerdos si hace falta» pero reconoció que no se había producido ningún contacto en este sentido en la nueva legislatura y que sería «un tema de gran dificultad».  También desde Foro, su presidenta Cristina Coto valoró que «se abran las puertas al desbloqueo» en el Congreso lo que permitirá, a su juicio, el desarrollo de los puntos del acuerdo de coalición de su formación con los populares «para permitir a Asturias salir del declive». Desde Ciudadanos, Nicanor García también señaló que la investidura «es buena» porque su grupo ha pactado más de un centenar de medidas «sobre la Lomce, la Variente de Pajares o de regeneración democrática» y que «empecemos a trabajar desde una oposición responsable».

Brunete de la chaqueta de pana

Las palabras más duras respecto a la decisión del comité federal del PSOE llegaron de la mano del portavoz de Podemos Asturies, Emilio León, quien acusó al presidente asturiano, Javier Fernández, de formar parte de una «brunete de la chaqueta de pana» en el seno del partido socialista para abrir «una sucursal del PP en Ferraz» y ser «el principal valedor de las barricadas contra Podemos». Todo ello, pone de relieve, en su opinión, que se pueda apreciar «en toda España las dificultades para llegar a acuerdos con el PSOE» en Asturias. 

Sin embargo, todas estas declaraciones apenas representan un cambio en las relaciones entre socialistas y morados. León destacó que su grupo seguirá adelante con las reuniones sobre fiscalidad (en las que ha propuesto, entre otras, rebajas en patrimonio y tramos autonómicos del IRPF) y que «sería difícil de entender que no llegáramos a un acuerdo». Pero Podemos, a diferencia de PSOE e IU, siempre ha desligado estas conversaciones de cualquier tipo de entendimiento respecto a los presupuestos. «Sólo hablamos de fiscalidad» insistió León, pese a que tanto los socialistas como IU han destacado que el acuerdo sobre los ingresos (con la recaudación de tributos) debe ir aparejado a uno sobre el gasto (con los presupuestos). De hecho, desde IU se ve con suspicacia la propuesta de morada de rebajas tributarias que, en su opinión, podrían en peligro el mantenimiento de servicios sociales. Los desacuerdos relacionados con la abstención socialista en el Congreso apenas han separado a unas formaciones que ya estaban profundamente distanciadas respecto a la posibilidad de llegar a un acuerdo sobre las cuentas regionales.

Comentarios

La abstención socialista abre la brecha de la izquierda en el parlamento asturiano