El Sespa se lía (y la lía) con el año bisiesto

El Servicio de Salud pretendía que el personal trabajara una jornada más en 2016, sin tener en cuenta que ese día 366 es un sábado


Redacción

La pelea del año bisiesto 2016 ha estado a punto de rebasar la anécdota para convertirse en un nuevo conflicto laboral en el Servicio de Salud del Principado (Sespa). Han sido necesarios casi 10 meses de negociaciones para saber qué pasaba con ese día extra que alarga febrero. La dirección sanitaria quería que sus trabajadores hicieran una jornada más. Los sindicatos se negaban. Es cierto, que el calendario incluye un día más, pero este es un sábado. Sindicatos como el Simpa han defendido, por tanto, que tenían que trabajar 1.627,5 horas, las mismas que los ejercicios anteriores. El Sespa pretendía que fueran 1.635. Esa discusión no se ha resuelto hasta esta misma semana, cuando la Administración ha reconocido su error y ha dado orden a las gerencias para que modifique los cuadrantes. No es una broma. Con casi 13.000 profesionales contratados son 13.000 días libres que ahora tienen que ajustar en el calendario, a lo largo de los dos próximos meses.

13.000 días libres, más el 24 y el 31 de diciembre, que no son laborables en la sanidad asturiana. Este año coinciden con un sábado, por lo que los trabajadores tienen derecho a compensarlo con otra jornada libre. El Simpa alerta de que la Administración se está «haciendo la remolona» y no lo está teniendo en cuenta a la hora de organizar. Si un trabajador no los pide, corre el riesgo de que se los escamoteen. Así lo advierte el secretario general del Sindicato Médico, Antonio Matador, que considera absurdo obligarles a perder el tiempo con este tipo de nimiedades cuando hay temas mucho más importantes encima de la mesa de negociación.

Ha sido necesario echar números para llegar a un acuerdo. Los profesionales sanitarios libran al año 52 sábados, 52 domingos, 22 días naturales de vacaciones, 14 festivos, seis moscosos y los días 24 y 31 de diciembre. En total, disponen de 217 laborales y, por tanto, 148 no laborables. En un año bisiesto, en teoría, los laborales tendrían que ser uno más, 218. Pero la suerte del calendario ha querido que ese día extra fuese un sábado, es decir, que 2016 tendrá en total 53 sábados y no un laborable más. Esta tesis sostenida por el Simpa ha sido rechazada por el Sespa hasta ahora que, finalmente, ha cedido.

El Sindicato Médico alerta de que puede tener consecuencias en la organización de los hospitales y los centros de salud, porque las gerencias tienen los calendarios montados con ese día más de sus plantillas, así que pueden encontrar dificultades para cuadrar las libranzas. No en vano, suman casi 13.000 jornadas menos. «Esto no puede pasar en un país serio», argumenta Matador, que ahora tiene la mirada puesta en Nochebuena y Nochevieja. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Sespa se lía (y la lía) con el año bisiesto