La izquierda ahonda su división de cara al debate sobre el estado de la región

Podemos se conjura para «doblegar al PSOE» junto a IU que insiste en un acuerdo mientras el portavoz socialista carga contra la «idea rufianesca» sobre su formación

Agencias
Redacción

Se llama Debate sobre la Orientación Política General del Consejo de Gobierno, aunque todo el mundo lo conoce como debate sobre el estado de la región; tendrá lugar los días 7, 8 y 10 de noviembre, unas semanas después de la fecha prevista incialmente pero que se retrasó después que el presidente asturiano, Javier Fernández, se pudiera al frente de la gestora del PSOE. La decisión de los socialistas de desbloquear la investidura de Rajoy mediante una abstención, marcará el debate asturiano no sólo en la fecha sino en el contenido del debate de los grupos.

La división de las fuerzas políticas a la izquierda de la cámara, que se arrastra desde el inicio de la legislatura, se acentuó, aún más si cabe, este fin de semana después de la investidura en el Congreso y de las declaraciones de Pedro Sánchez en una entrevista concedida la noche del domingo, cuyo eco se hizo notar este lunes al término de la Junta de Portavoces en Oviedo. A juicio del portavoz de Podemos Asturies, Emilio León, las palabras de Sánchez demuestran «lo que ha sucedido, la insistencia de los barones con Javier Fernández a la cabeza para bloquear un acuerdo con Podemos». León señaló que el propio Sánchez lo había puesto de manifiesto en la entrevista aunque le reprochó «que no tuvo la valentía de decirlo en su momento» y también que renunciar al escaño en vez de mantener su voto negativo a Rajoy.

El diputado morado acusó al presidente asturiano de «tender la alfombra roja» a Rajoy  y se conjuró para «poder doblegar al PSOE» en la cámara autonómica junto «otras fuerzas política», en referencia a IU para poder llevar a caabo los cambios que, a su juicio, los socialistas tienen «muy poca voluntad de introducir». De cara al debate de la próxima semana, León destacó que su grupo presentará dos leyes, una sobre el ERA «para que nuestros mayores no tengan miedo a entrar en una residencia pública porque no saben lo que les van a cobrar» y otra sobre listas de espera sanitaria que demuestran, en su opinión, que son capaces de llegar a acuerdo y que con «el mismo talante» se podría lograr otro sobre materia fiscal.

Sin embargo, tanto PSOE como IU insisten en que el acuerdo sobre los tributos de competencia autonómica deben ir ligados a otro sobre los presupuestos, un asunto al que los morados se niegan. No se trata de una discrepancia menor ni tampoco la única. El portavoz del grupo parlamentario socialista, Fernando Lastra se refirió a las palabras de Sánchez sobre la necesidad de llegar a acuerdos con Podemos y los vetos que (aseguró) se le habían impuesto para no lograrlos. «No tengo la misma opinión de la importancia de Podemos tanrto para la izquierda como para España, tengo una opinión muy distinta sobre su utilidad y su representatividad de los valores de la izquierda», dijo Lastra quien insistió además en su oposición a formar gobierno con grupos nacionalistas porque «es contradictorio que se pueda gobernar España con quien quiere marcharse de ella». Más aún, el portavoz socialista recordó el discurso del portavoz de ERC en el debate de investidura para señalar que «no comparto la idea 'rufianesca' del partido socialista que es serio y responsable y está muy alejado de esas opiniones». Lastra afirmó que el PSOE es «claramente el partido que liderará la oposición en España» porque la oposición es «dar una alternativa creíble y a la vez ser útiles al país».

El portavoz de IU, Gaspar Llamazares se refirió a las declaraciones del nuevo coordinador de la coalición, Ramón Argüelles quien se ha marcado como horizonte llegar a un proceso de convergencia en el que deben cambiar las relaciones, hasta ahora muy tensas, con Podemos. En este sentido, Llamazares afirmó que el grupo parlamentario colaborará y se atendrá a lo que diga la dirección como ha hecho siempre. Pero también ha considerado que IU ha defendido desde hace meses una mayor aproximación a Podemos en la junta pero hasta ahora «no han tenido mucho éxito», ya que por ejemplo la formación morada no ha querido el diálogo a tres --PSOE, IU y Podemos-- para buscar un acuerdo presupuestario. Para Llamazares el próximo debate será un «punto de inflexión» y lamentó el peso que tendrá, en su opinión, la renovación del mandato de Rajoy en las consecuencias negativas para Asturias. El portavoz de IU aún insistió en todo caso en emplazar al grupo socialista a «supere la inercia, las resistencias al cambio y para que lidere un cambio de izquierdas». 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La izquierda ahonda su división de cara al debate sobre el estado de la región