Fernández ofrece un acuerdo a la izquierda sin postureos

El presidente del Principado está dispuesto a intentar «hasta la fatiga» un acuerdo presupuestario pero invita a Podemos e IU a «no perder el tiempo»


Oviedo

El Gobierno asturiano está dispuesto a intentar «hasta la fatiga» un acuerdo presupuestario con Podemos e IU, pero no a «perder el tiempo», por lo que el jefe del Ejecutivo, Javier Fernández, ha llamado a ambos al diálogo, pero les ha emplazado, si lo ven imposible, a no hacer «simulacros» ni engañar.

En la parte final de su discurso del debate sobre el estado de la región, que se ha prolongado 70 minutos, Fernández ha lamentado no haber logrado el objetivo anunciado en su discurso de investidura de hacer «productiva» la pluralidad del Parlamento asturiano como se demostró con la no aprobación del presupuesto para este año.

«La gestión realizada tiene una inequívoca orientación progresista y ni entre mis deseos ni en mis planes está buscar otro Norte», ha advertido el también presidente de la gestora del PSOE después de que IU diera por cerrado el acuerdo de investidura suscrito entre ambas formaciones tras la abstención que posibilitó la reelección de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

El jefe del Ejecutivo, que no ha ahorrado críticas a Podemos en otras partes de su discurso, ha emplazado a negociar a todos los partidos, pero especialmente a la formación morada y a IU con los que mantiene abierta una negociación sobre la reforma fiscal «que vincula, lógicamente, el próximo presupuesto». «Especialmente, me preocupa la izquierda. Me preocupa que por juegos tácticos, por cálculos internos o por resentimiento incrustado contra el PSOE, la mayoría de 28 escaños que hay en esta Junta sea incapaz por segunda vez de acordar un presupuesto nutrido de políticas de progreso para Asturias», ha añadido.

A su juicio, esta disposición al diálogo de su gobierno ha sido «cierta» toda la legislatura por convencimiento y por pragmatismo dado que no hay otra manera de gobernar cuando se necesitan apoyos e incluso con mayoría absoluta y que el aislamiento nacional del PP «es un buen ejemplo para escarmentar en cabeza ajena».

Pese a esa voluntad, ha apuntado, la hegemonía parlamentaria de la izquierda -pese a que hasta hace poco, ha dicho, Podemos se afanaba en «arrinconar al desván» la diferencia de esta con la derecha- no se ha «soldado» en una mayoría política y, de persistir, esa renuncia a «despreciar» la «potencia» de 28 escaños pasaría de ser un fallo «a un error grave».

El PSOE e IU, ha subrayado, se esforzaron por el consenso mientras que Podemos «se desentendió del compromiso a fuerza de excusas» e incluso quiso cercar a los socialistas «con un cordón sanitario de supuesta pureza ética».

Según Fernández, ese diálogo abierto a todos debería posibilitar «sin mayor problema» acuerdos en aspectos como la ordenación del área metropolitana, la reforma de la financiación autonómica o las medidas para combatir el declive demográfico de Asturias.

«Mañana tienen la tribuna y escucharé la respuesta a este ofrecimiento. Lo que digan y decidan marcará los próximos meses. Mi responsabilidad es la mayor, pero no se escondan a su sombra. El futuro de esta tierra les concierne», ha concluido Fernández.

Comentarios

Fernández ofrece un acuerdo a la izquierda sin postureos